Vuelve el verde al Ibex 35: brexit y vacuna contra el coronavirus.

Tras dos sesiones de caídas y cerrar la semana anterior con un descenso del 3,12%, el IBEX 35 hoy abre la sesión al alza.

De esta forma, el selectivo de la bolsa española inicia en verde una semana con múltiples referencias, como las reuniones de varios bancos centrales (Reserva Federal, Banco de Inglaterra y Banco de Japón), así como las negociaciones sobre el brexit y sobre el paquete de estímulo fiscal en EEUU.

Así, la atención sigue centrada en el brexit, después de que este fin de semana se cumplía el plazo que se habían dado los líderes de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson para alcanzar un acuerdo comercial sobre la salida de Reino Unido del bloque comunitario.

A pesar de que las diferencias entre ambas partes siguen siendo de gran relevancia, ambos líderes emplazaron a sus equipos negociadores a seguir negociando en los próximos días para alcanzar un acuerdo comercial, sin plazo definido, aunque con el objetivo de que sea posible un acuerdo, aunque sea de mínimos, antes de que el 1 de enero de 2021 se produzca dicha salida de forma brusca.

“Esperamos que la interpretación del aplazamiento sobre el plazo de negociación del acuerdo comercial del brexit de los inversores sea acogida con alzas mayoritarias en los mercados de renta variable europeos, considerando el mismo como una buena señal de que ambas partes mantienen su voluntad de seguir negociando para alcanzar un acuerdo”, indican los analistas de Link Securities.

“Hasta que culmine el mismo, si realmente llega a ocurrir, los inversores y analistas monitorizarán cualquier noticia sobre el proceso, lo que podría condicionar, para bien o para mal, el comportamiento de los mercados”, añaden.

El IBEX 35 sube un 1,28%, hasta los 8.172,50 puntos, tras el cierre mixto en la jornada del viernes de Wall Street.

El Dow Jones subió un 0,16%, con los inversores atentos a las negociaciones entre el Partido Republicano y el Demócrata para sacar adelante en Washington un nuevo paquete de alivio económico de 900.000 dólares.  El selectivo S&P 500, que encadenó tres días consecutivos en rojo, bajó un 0,13%; mientras que el Nasdaq, retrocedió un 0,23%.

IAG lidera las subidas del Ibex 35 hoy, con un repunte del 4,07%, por delante de Banco Sabadell y de Caixabank, que se revalorizan un 2,77% y un 2,55%, respectivamente.

Solo dos valores del Ibex 35 bajan en la apertura de la sesión:Inmobiliaria Colonial, que pierde un 0,98%, y Viscofan, que recorta un 0,09%.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de Berkeley Energia, que repunta un 15,01%; mientras que la mayor caída es la de Reno de Medici, que resta un 3,96%.

La prima de riesgo de España se reduce hasta los 63,20 puntos básicos, al tiempo que el interés del bono español a 10 años se mantiene en el 0,007%.

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings confirmó el viernes la nota de solvencia ‘A-‘ con perspectiva estable para la deuda soberana a largo plazo de España, según ha anunciado la calificadora de riesgos, destacando que la previsible llegada de la vacuna contra la Covid-19 proporcionará un poderoso impulso a las industrias intensivas.

Fitch señaló que la nota española está respaldada por una economía diversificada y de alto valor agregado, así como por sólidos indicadores de gobernanza, la facilidad para hacer negocios y los indicadores de desarrollo humano que se comparan favorablemente con la mediana ‘A’, mientras que argumenta que la perspectiva estable se basa en las perspectivas de crecimiento para 2021 y 2022, junto con las continuas condiciones favorables de financiación.

El Ibex 35 lidera las subidas en una apertura con tendencia mixta en Europa. Fráncfort sube un 0,88%; París, un 0,84% y Milán, un 0,33%; mientras que Londres resta un 0,62%. El Euro Stoxx 50 se deja un 0,96%.

Las principales plazas bursátiles del Viejo Continente siguen digiriendo las medidas adoptadas la semana pasada del Banco Central Europeo (BCE), en las que el organismo se “dejó” la mayor parte de la munición que le restaba en su arsenal, esta semana es muy prolífica en reuniones de bancos centrales.

El martes y el miércoles se reúne el Comité de Mercado Abierto (FOMC), mientras que el jueves se producirá la reunión del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) y el viernes el Consejo de Gobierno del Banco de Japón (BoJ).

De los dos últimos no se esperan grandes movimientos en sus políticas, mientras que los inversores tienen grandes esperanzas en que la Reserva Federal adopte medidas similares a las del BCE la semana pasada (ampliación de los importes de los programas de ayuda, extensión de los vencimientos de los plazos de los mismos), aunque al disponer aún de una mayor capacidad y de más herramientas para poder emplear, las expectativas creadas por los inversores son superiores.

El euro avanza frente al dólar y se intercambia a 1,215 dólares.

Tal y como se esperaba, este fin de semana, el organismo regulador sanitario en EEUU, la Federal and Drugs Association (FDA) ha autorizado el uso de emergencia de la vacuna investigada de forma conjunta por Pfizer y por BioNTech, por lo que su distribución comenzará hoy lunes entre aquellos sectores de población más afectados por la pandemia.

Previsiblemente, la FDA también revise la solicitud de la vacuna investigada por Moderna a finales de esta semana. Mientras, las autorizaciones tendrán que esperar algo más en Europa.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo suben por encima del 1,5%. El petróleo Brent de referencia en Europa sube un 1,60%, hasta los 50,77 dólares por barril, al tiempo que el WTI se revaloriza un 1,65%, hasta los 47,34 dólares.

El aplanamiento de la curva de tipos de los EEUU afecta a algunos activos de América Latina, con cierres dispares. El peso mexicano a la espera del resultado de la propuesta de reforma de ley a Banxico que podría afectar su independencia pierde fuelle, terminando con sólo una apreciación 0,52%, mientras que el índice bursátil escalaba un 0,38%. Por su parte, el Bovespa cerraba prácticamente plano y el real brasileño cerró a la baja -0,12%, parecida a la depreciación del peso argentino, y que no afectó al Merval que subió levemente +0,24%. La cautela imperaba también en otros índices bursátiles de la región, como el IPSA chileno que retrocedió 0,5% y el Colcap de Colombia cayó -0,62%.

Publica un comentario