¿Peligran los dividendos? El mercado empieza a temer por las políticas de retribución al accionista

Dividendos

 

El dividendo resiste de momento. Lejos de poner en cuarentena o modificar sus políticas de retribución al accionista de forma casi inmediata como sucedió hace dos años en plena explosión de la pandemia, por el momento las cotizadas mantienen sus políticas de retribución, al igual que el consenso de mercado.

Los analistas no se han atrevido por ahora a rebajar sus expectativas de dividendo por el impacto de la guerra en Ucrania, ante la falta de visibilidad sobre el fin de conflicto. “Evidentemente, el cambio de escenario macroeconómico va a tener un impacto en los resultados de muchas empresas y, por tanto, en sus políticas de retribución al accionista, entre ellas, la de dividendo. Lo que ocurre es que por el momento los analistas no están queriendo precipitarse y están tardando en empezar a revisar seriamente sus estimaciones de resultados a la baja, principalmente porque la incertidumbre es elevada y si el conflicto se acaba volverá a cambiar el potencial escenario. Por tanto, es pronto para que todo ello se vea reflejado en los dividendos de las empresas“, explica el director de análisis de Link Securities.

De hecho desde el pasado 24 de febrero, día en el que Rusia invadió Ucrania, muchas cotizadas han reiterado sus planes de pagos al accionista aprovechando o bien las presentaciones de resultados o las juntas de accionistas que se han empezado a celebrar en las últimas semanas.

Uno de las últimas en mantener sus planes ha sido Inditex, que este miércoles anunció un dividendo con cargo a 2021 de 0,93 euros por acción (0,63 euros de dividendo ordinario y 0,33 euros de extraordinario) que pagará con idéntico importe (0,465 euros ) en mayo y noviembre. Para 2022 el dividendo extraordinario aumentará hasta 0,40 euros por acción.

Desde MacroYield, creen que las compañías tratarán de mantener sus dividendos, tras haber reportado unos muy buenos resultados en 2021, y siendo conscientes de que los inversores mantienen las políticas de retribución en el radar de la inversión por su atractivo en un contexto de alta inflación. Pero también advierte de que “algunos bancos europeos, u otras compañías con mayor exposición a la economía rusa, podrían ser las primeras en enseñar la patita del recorte de dividendo”. Y añade que podrían no ser las únicas, porque “el escenario de incertidumbre y precios de las materias primas altos podría mantenerse suficientemente alto como para dañar considerablemente la economía”.

Por su parte la directora de oferta digital de Singular Bank, recuerda que “durante la pandemia fueron muchas las compañías que suspendieron el pago de dividendos, y cuando se han restablecido, algunas de estas empresas lo han hecho con unos ratios de pago algo más bajos; esto da pie a que los dividendos, aunque menores, puedan ser más estables y predecibles, incluso en un contexto de menor crecimiento económico.”

En todo caso, algunos sectores sí se pueden ver beneficiados por la actual incertidumbre geopolítica como son las energéticas y las petróleras, lo que favorecerá el mantenimiento del dividendo, añaden desde Singular Bank.

 

DIVIDENDOS EMERGENTES AFECTADOS

 

La gestora de carteras de clientes del equipo Global Equity Income de Janus Henderson, señala que Rusia no es precisamente un contribuyente significativo a los dividendos globales. La experta cree que el mayor impacto de la invasión de Ucrania por parte de Rusia se producirá en los mercados emergentes, que representaron el 13% de los dividendos mundiales en 2021. Sí considera muy probable que la contribución de los bancos rusos y las compañías petroleras se vea gravemente afectada.

Janus Henderson presentó recientemente su informe de dividendos de 2021, período en el que las cotizadas recuperaron los niveles prepandemia a nivel mundial.

Publica un comentario