Nvidia y los deseados chips, la “envidia” de Wall Street

No es un ovni, no es un avión, ni tampoco un valor especulativo, es… NVIDIA, un nombre que hace las veces de todos debido a su evolución envidiable en el mercado. Una empresa que va camino de valer medio billón de dólares en Wall Street y a la que los analistas atribuyen un crecimiento claramente exponencial en la bolsa americana como ahora veremos.

A pesar de algunos contratiempos, lo cierto es que Nvidia se sigue moviendo en el mercado de acciones estadounidense como si estuviera en su elemento natural. No pueden con sus avances y perspectivas ni dos factores claramente negativos: la escasez de semiconductores ni la caída a plomo de las criptomonedas y en especial, del Bitcoin.

De hecho, ya se está produciendo una mejora sustancial del suministro de su tarjeta gráfica más significativa, la GeForce RTX 360. Y aunque a muchos nos suene a chino, desde donde llegan sus componentes, lo cierto es que se trata de una de las tarjetas más codiciadas por los gamers, porque es capaz de ejecutar infinidad de juegos con una resolución muy buena, incluso para aquellos que no tengan un presupuesto muy elevado.

Pero lo que es bueno para los juegos es malo para otro segmento de negocio de Nvidia:la minería de las criptomonedas. Algo que incluso, ha impactado en ocasiones durante este año en sus acciones. Minería a la baja, menos venta de chips, acrecentado por la prohibición total de China, que ha bajado el listón y la venta que ha ido a parar a las tarjetas de videojuegos.

Pero vivir en los dos mundos, es el equilibrio para sus acciones, que el pasado año subieron un 74% y que ahora vuelven a moverse en su hábitat natural en el mercado. Tanto es así que, a pesar de la caída del 2% en los últimos cinco días por las monedas virtuales, lo cierto es que, en el último mes el valor remonta un 5,3%. Y en los tres meses presentes, el avance es del 26,3%, que se multiplica hasta rozar el 40% semestral. Desde que comenzara enero, las acciones de Nvidia alcanzan una revalorización del 48,7%.

 

Nvidia cotización anual del valor

 

Por cierto, que notarán que su cotización es mucho más liviana. Eso se debe al split de 4 a 1 realizado, algo habitual por el aumento exponencial en el precio de las tecnológicas, que, con el paso de los años se desdoblan en el mercado para hacer más atractivo y atrayente su precio “más barato” por acción para el acceso de los minoristas.

Pero ahí no queda todo, porque lo mejor viene de lo que se espera para el valor. En dos vertientes. Por un lado, sus recomendaciones actuales. En el caso de Keybanc, su analista John Vinh eleva hasta los 950, desde los 775 anteriores su PO. Ellos apuestan porque los resultados del segundo trimestre mejoren los de un primero en el que la fortaleza de la llamada “demanda de centros de datos de hiperescala”, que incluye la demanda de tarjetas gráficas y chips de minería para criptomonedas, ha hecho su agosto.

Recordemos que eso supone un valor actual, tras el split de 4 a 1 de 237,5 dólares la acción y un potencial del 21% para el valor. Aunque BMO va más allá hasta los redondos 1000 dólares que concede al valor, con un potencial recorrido a 12 meses vista del 29% para Nvidia.

Por el otro, nos fijamos en las estimaciones de los expertos para sus resultados, que se publicarán el 18 de agosto próximo, tras el cierre del mercado.

 

Nvidia previsión y bpa del valor

 

Desde Zacks Investment Research se espera que, en función de lo que prevén los analistas, su previsión de Beneficio por Acción, de BPA para Nvidia alcance los 0,85 dólares por acción, frente a los 0,42 dólares por acción del mismo trimestre del año anterior, lo que duplicaría, de cumplirse este horizonte, la cifra del pasado ejercicio.

Publica un comentario