Macrobonus y hasta 500.000 euros anuales: estos son los sueldos de los banqueros de Wall Street

El año 2021 fue un ejercicio récord para los grandes bancos de inversión. Hicieron más operaciones que nunca y eso se tradujo que sus banqueros (algunos desde Wall Street, otros desde la City de Londres y algunos pocos dirgiendo las operaciones en España) se han embolsado unos sueldos históricos. Presionados por las nuevas generaciones, que reclaman mejoras salariales y de condiciones laborales y que no están dispuestos a aceptar las jornadas maratonianas características del sector, y por un año de ingresos récord, lo cierto es que 2021 fue un año que llenó las abultadas carteras de los grandes banqueros.

Goldman Sachs se coronó como el banco más generoso con sus empleados, de acuerdo al informe elaborado por el headhunter Dartmouth. Fue el único banco de inversión que llegó a pagar más de medio millón de euros, de media y contando todos los bonus, a sus empleados que están en la cúspide de su carrera, los vicepresidentes de segundo y tercer escalón. Le siguen de cerca Citi y JP Morgan, que rozan esos 500.000 euros anuales para sus banqueros más top.

Los bancos de origen europeo, sin embargo, se sitúan un escalón por debajo de sus competidores estadounidenses. Barclays es el más generoso con sus empleados, con sueldos que se sitúan más cerca de los americanos. En UBS, por ejemplo, destaca por unos mejores sueldos que sus competidores europeos para los empleados más junior, los asociados, mientras que su compatriota Credit Suisse ha optado por incrementar los emolumentos de los vicepresidentes e incrementar la brecha con los más jóvenes.

A imagen de los cursus honorum de la Antigua Roma, la carrera de los grandes bancos de inversión es una pirámide muy compartimentada. Los becarios que consiguen un puesto en uno de ellos comienzan siendo analistas durante, al menos, tres años. Después pasan a asociados por, al menos, entre tres o cuatro escalones más. Y finalmente alcanzan el rango de vicepresidentes.

Este informe solo contempla los sueldos de vicepresidentes y asociados. Pero es en el rango de los analistas donde el conflicto laboral (a raíz de una carta remitida por varios empleados de Goldman Sachs el año pasado en la que denunciaba las leoninas condiciones laborales del banco, con jornadas de más de 95 horas semanales) donde más se han incrementado los sueldos en el último año para tratar de rebajar el descontento y atraer talento joven. Parten desde los 50.000 euros anuales para los de primer año hasta rondar los 90.000 con los que agasaja JP Morgan a los de último año.

La clave de los sueldos de los grandes banqueros está, no obstante, en los bonus. Este sueldo variable llega a duplicar la base en entidades estadounidenses como Citi o Goldman Sachs. Y ha sido este año de exhuberancia en las operaciones el que ha disparado el variable que cobran sus empleados. En el caso de Goldman Sachs ha llegado a incrementar un 50% el bonus de sus empleados más senior por un 30% de Credit Suisse o en torno al 15% o 20% de JP Morgan, Barclays o Citi.

Publica un comentario