Las cotizadas españolas disparan el pago de dividendos a máximos de 2019

Los pagos de las cotizadas a los accionistas recuperan poco a poco su brillo tras ser duramente golpeados por la crisis provocada por la pandemia y comienzan a coger velocidad de crucero. Las cotizadas españolas repartieron hasta agosto 19.068 millones de euros y están ya a las puertas de toda la cifra desembolsada en 2021. Incluyendo los pagos estimados que las empresas abonarán hasta finales de año, el importe se elevará en unos 5.000 millones y será el mejor dato desde 2019.

A cierre de agosto, restan solo cerca de 400 millones de euros a las cotizadas españolas para alcanzar los 20.474,73 millones abonados el año pasado, según datos de BME. Además, el importe total desembolsado hasta agosto es un 34,2% superior al repartido en los ocho primeros meses de 2021, cuando se alcanzaron los 14.634 millones.

De aquí hasta finales de año, y de acuerdo a las previsiones de los pagos que quedan por venir, las compañías que cotizan en la Bolsa española afrontarán desembolsos por al menos 5.000 millones a sus accionistas, con lo que el importe global de 2022 podría superar los 25.000 millones, el mejor dato en tres años.

Sin embargo, que las previsiones se cumplan dependerá de otros factores según avanzan los analistas. «El Reino Unido y la eurozona están preparados para una recesión a finales de este año, con el Banco de Inglaterra y el BCE liderando una serie de previsiones pesimistas. La única pregunta es cómo de grande será. Esto tendrá implicaciones globales para muchas economías y empresas, «, explica Ben Laidler, estratega de mercados globales de la plataforma de inversión en multiactivos eToro.

A esa falta de optimismo se suma el director de análisis de Link Securities, quien apunta que «todo va a depender de hasta qué punto se ralentice la economía y el impacto que ello tenga en los resultados de muchas empresas. Si los payouts se mantienen estables, un menor beneficio supone un menor dividendo». Si bien, gran parte de los pagos aún pendientes de las empresas hasta final de año son a cargo de las cuentas de 2021.

Por si fuera poco en el radar de los inversores y empresas está por concretarse el impacto de los dos impuestos que planea el Gobierno para banca y energéticas. La socia fundadora de Macro Yield, incide que los nuevos gravámenes afectarán a dos sectores que entre los que están «los valores que más dividendos distribuyen en la renta variable española, por lo que se eleva la incertidumbre respecto al posible incremento en los dividendos».

Por otro lado, entre los aspectos positivos, la experta cree que los «altos niveles de inflación incentivan a las compañías a mantener sus niveles de dividendo, sabiendo que es un incentivo para los inversores».

La recuperación de las políticas de retribución al accionista del sector financiero está siendo clave para que la cifra de dividendos globales haya mejorado en los últimos meses. Una vez que el BCE levantó la limitación que había impuesto a las entidades financieras para retribuir a los accionistas en octubre de 2021, estos revisaron sus políticas de dividendos. BBVA, Banco Santander, Bankinter y Banco Sabadell ejecutarán desembolsos antes de que acabe el año, según las previsiones de Bloomberg.

El primero en retribuir a sus accionistas será Bankinter, que tiene una rentabilidad por dividendo estimada para 2022 del 4,4% y que, previsiblemente, hará efectivo un cupón de 0,064 euros brutos por acción a finales de septiembre. En junio pasado, la entidad presidida por Dolores Dancausa ya abonó con cargo a las cuentas de 2022 un total de 0,074 euros por acción.

Por su parte, los accionistas de BBVA percibirán un dividendo de 0,095 euros brutos por acción en las primeras semanas de octubre, según las previsiones de consenso de Bloomberg. En abril BBVA ya repartió 1.533 millones de euros en dividendos a cuenta de 2021. Este importe, que se une a los 533 millones que abonó en octubre de 2001, también a cargo del ejercicio pasado, hace que la cuantía distribuida por la entidad supere los 2.000 millones de euros. Y como viene siendo habitual, Banco Santander, con una rentabilidad por dividendo estimada para 2022 del 5,6%, premiará la fidelidad de sus accionistas a principios de noviembre. Las estimaciones apuntan a un pago de 0,055 euros brutos por acción. La entidad presidida por Patricia Botín entregó alrededor de 900 millones de euros con un cupón de 0,0515 euros brutos por acción el 2 de mayo.

Por último, se espera que Banco Sabadell pague 0,015 euros brutos por acción en diciembre. Junto a ellas, Telefónica en diciembre como viene siendo habitual, o Naturgy en noviembre son otros de los pagos más cuantiosos que están pendientes por concretarse antes del cierre de ejercicio.

Publica un comentario