La volatilidad se apresa del Ibex 35 y le confirma por debajo de los 7.000 puntos.

El Ibex 35 inaugura el mes de septiembre plano y preso de una volatilidad que le devuelve a los 6.960 puntos. La revalorización la lideran los títulos de Iberdrola y Acerinox en una sesión que ha comenzado alcista para la banca pero que ha comenzado a desinflarse tras la apertura.

Lo hacen el día en que Jefferies ha revisado recomendaciones y precio objetivo de la banca Española. Reduce el precio de BBVA hasta 2,50 euros, sube el de Caixabank hasta los 2,30 euros, eleva el de Bankia hasta los 1,35 euros y el de Bankinter hasta los 4,40 euros. Liberbank subiría su objetivo hasta los 0,21 euros mientras que a Sabadell se lo baja hasta los 0,29 euros por acción.

Los principales índices occidentales subieron con fuerza en el mes de agosto, especialmente en Wall Street dónde el Dow Jones se anotó un 7,6% en el mes, el S&P 500 subió un 7% y el Nasdaq subió sus ganancias mensuales hasta el 9,6%. Europa quedo algo más rezagada destacando las subidas del 5,1% en el DAX y el algo más del 1% del Ibex3 5 y el FT -100.

Hoy continúan las subidas y lo hacen al calor del cierre alcista de las plazas asiáticas, ya que la subida del índice del sector manufacturero de China compensaba la floja evolución en Wall Street. Y es que la fábricas asiáticas siguen retomando la actividad tras la parálisis de la alarma sanitaria, el PMI Caixin para china sube a 53,1 en agosto, desde el 52,8 de julio, el nivel más alto desde enero de 2011.

Habrá que ver si los mercados continúan con la tendencia alcista iniciada o si, por el contrario, hacen como ayer y se giran a la baja. Sin motivo aparente que justifique este viraje, los expertos de Link Securities creen que podría ser consecuencia de la filtración deque el primer ministro británico, Boris Johnson, habría amenazado a la Unión Europa con un Brexit sin acuerdo si ésta exigía a Reino Unido aceptar sus reglas de ayuda estatal a las empresas. Un brexit sin acuerdo, que a estas alturas no se puede descartar, sería la puntilla para las economías europeas que atraviesan actualmente una de las crisis más profundas que se recuerdan.

Una noticia que compartió protagonismo fueron  las afirmaciones de Robert Kaplan, miembro de la FED, mediante las que confirmó que “el  cambio  de  política  de  la  Reserva  Federal  es una reafirmación de la estrategia”. Por otro lado, Richard Clarida, vicepresidente de la Reserva Federal, señaló: “Los tipos de interés negativos no son atractivos”. Añadió que “los últimos datos apuntan a una expansión de los sueldos y desempleo sin afectar a la inflación”.

También hay que destacar su mensaje en torno a la inflación: “Es apropiado en estas circunstancias apuntar a una inflación por encima del 2%”. Según el presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, “la recuperación llevará mucho más tiempo de lo que la gente esperaba”. “Debemos tener cuidado al declarar la victoria demasiado pronto sobre la pandemia”, añadió Bostic, que se mostró preocupado por la disminución del apoyo a la economía.

En la agenda macro del día, destaca la publicación de este mismo índice en las principales economías europeas y en EEUU, publicación que será seguida muy de cerca por unos inversores que esperan se confirme que la recuperación económica sigue su curso, al menos en lo que atañe al sector industrial, a pesar del fuerte rebrote de casos de Covid-19 que se viene produciendo en las últimas semanas a los dos lados del Atlántico. Cualquier indicio de que la actividad en este sector se está viendo afectada por ello será negativamente acogido por los inversores.

De hecho, ya son 25,4 millones de los infectados alrededor de todo el mundo con 845.000 fallecidos. La Comisión Europea anunció su intención de contribuir con 400 millones de euros al mecanismo COVAX del a OMS para facilitar el acceso a los países de rentas medias y bajas a la futura vacuna contra el coronavirus. En España se han llegado a 462.858 contagios contabilizando 125 nuevos casos al día desde el fin del estado de alarma.  El gobierno de Pedro Sánchez anticipó ayer que está trabajando en los planes de reconstrucción de la economía, sustentados en los fondos europeos y que, según Sánchez, permitirán impulsar el crecimiento de la economía por encima del 2% durante la próxima década.

 

Publica un comentario