La SEC acusa a Bankman-Fried de fraude a inversores y desviar 7.500 millones

El fundador de FTX, Sam Bankman-Fried, ha sido acusado formalmente por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos por defraudar a los inversores que confiaban en su criptoplataforma. El regulador de Wall Street le acusa directamente de orquestar un sistema que apuntaba a estafar a los inversores, que confiaron en él una cifra aproximada de 1.800 millones de dólares, mientras desviaba más de 8.000 millones de dólares de los clientes (7.500 millones de euros).

«Afirmamos que Sam Bankman-Fried construyó un castillo de naipes fundado en el engaño, señalando a los inversores que se trataba de uno de los sistemas de criptomonedas más seguros», declaró en un comunicado el presidente de la SEC, Gary Gensler. El texto presentado hoy acusa únicamente a Bankman-Fried por «orquestrar un fraude masivo de varios años de duración, en el que desvió miles de millones de dólares de los fondos de los clientes de la plataforma de negociación para su propio beneficios personal y para ayudar a hacer crecer su propio imperio»

El regulador apunta directamente contra la «apariencia de legitimidad» creada por Bankman-Fried, que promocionaba contar con «los mejores controles de su clase». En particular, el texto publicado por la SEC destaca que el ahora acusado buscaba exhibirse como «un líder responsable de la comunidad cripto, promocionando la importancia de la regulación y la rendición de cuentas»: Sin embargo, las autoridades ahora detallan que «esta fachada no era solo escasa, sino fraudulenta».

En concreto, la demanda alega además que Bankman-Fried utilizó «desde el comienzo» fondos de clientes de FTX para operar a través de  Alameda, la compañía de criptoinversiones que fundó en 2017. De esta forma, utilizaba esta firma como su «hucha personal», desde donde realizaba otras inversiones de riesgo, así como compras de bienes raíces poco relacionados con los criptoactivos. Todo esto permanecía «oculto» para los inversores, a la vez que la empresa destacaba de forma pública su carácter «innovador y conservador». Estas declaraciones eran simplemente «falsas y engañosas», destacan ahora las autoridades

El regulador también resalta las «grandes donaciones políticas» realizadas a título personal por el ejecutivo de FTX, que alcanzaron los 40 millones de dólares en 2021, de acuerdo a los datos de la autoridad electoral estadounidense. Incluso, el fundador de la plataforma había prometido incrementar sus donaciones a los candidatos del partido demócrata hasta los 1.000 millones de dólares, de acuerdo a medios locales. En particular, el Wall Street Journal destaca que la industria cripto se convirtió en uno de los mayores donantes en el último ciclo electoral que acaba de terminar.

El detalle curioso de la acusación es que destaca que FTX pisó el acelerador aún más en mayo de 2022, cuando el criptoinvierno ya parecía irreversible. En el verano de 2022, Bankman-Fried «continuó malversando cientos de millones más en fondos de clientes de FTX a Alameda, a la vez que otorgaba prestamos para si mismo y otros ejecutivos de la firma»

El paso a paso de la estafa

El escrito de la SEC echa luz al funcionamiento diario de la plataforma, que su nuevo responsable ha descripto este martes como «un total fracaso». Los investigadores encontraron una nueva subsidiaria llamada «North Dimension», que dependía directamente de Alameda pero no lo hacía público. Bankman-Fried ordenaba transferir fondos de los clientes de FTX a esta firma para que Alameda se hiciera del control directo de los mismos. Esta segunda firma no segregaba los fondos propios de los de los clientes de FTX, aunque sí reconocía recibir «préstamos» de terceros en su contabilidad interna.

Al mismo tiempo, Alameda contaba con algunos beneficios irregulares a la hora de operar sobre FTX. Entre ellos se destaca una generosa línea de crédito, la posibilidad de tener un saldo de caja negativo, entre otras. Si bien estas no suponen un crimen en si mismas, la acusación detalla que estos «privilegios especiales» permanecieron «ocultos» al resto de los inversores. Al mismo tiempo, Bankman aseguraba que Alameda no recibía un «trato especial» por parte de la plataforma.

Solo en 2022, es decir, después de tres años de total descontrol financiero, se intentaron implementar cambios para distinguir mejor el origen de las inversiones. Sin embargo, para ese momento, los investigadores estiman que Alameda controlaba más de 8.000 millones de dólares depositados por los clientes de FTX.

Una tormenta perfecta

Este no es el único desafío para el exCEO de FTX. Bankman-Fried fue detenido el lunes por la noche en las Bahamas y se espera que comparezca ante un magistrado el martes, en lo que será su primera comparecencia pública en persona desde que se declaró en quiebra en noviembre.

Además, la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC) ha abierto una investigación paralela contra Bankman-Fried, FTX y Alameda, de acuerdo a la agencia de noticias Bloomberg. En particular, esta agencia oficial apunta contra el exejecutivo por sus comentarios públicos engañosos sobre la salud de sus compañías y fondos, que tuvieron un «significativo impacto en el precio» de criptoactivos como bitcoin. La CFTC argumenta que las declaraciones contradecían lo que dentro de FTX ya se sabía y cita un documento interno fechado en septiembre que sostenía que Alameda debía «cerrarse de forma permanente» porque no generaba ninguna rentabilidad.

Por lo pronto, la discusión sobre la debacle de FTX y el arresto de Bankman-Fried ha llegado a la Cámara de Representantes de Estados Unidos. La Comisión de Servicios Financieros tenía previsto hoy una sesión donde iban a comparecer el fundador de la plataforma como también su actual responsable, John J. Ray III. Si bien solo el segundo pudo compartir su visión del pasado y presente de la criptoplataforma, esto no impidió que los representantes compartieran su visión sobre el reporte de la SEC.

La presidente de la comisión, la demócrata Maxine Waters, ha precisado su preocupación por lo «normal» que era para Bankman-Fried y el resto de los empleados de FTX «financiar su estilo de vida fastuoso» con los ahorros de sus clientes. Posteriormente, Patrick McHenry, el republicano más importante del grupo, ha apuntado contra la SEC al resaltar que la regulación de la entidad «no va a detener a los malos actores».

LA FISCALÍA DE NUEVA YORK CARGA CON OCHO CARGOS CONTRA BANKMAN-FRIED

Los fiscales federales en el Distrito Sur de Nueva York han revelado este martes ocho cargos oficiales contra Bankman-Fried. Las autoridades lo acusan de conspiración para cometer fraude electrónico y fraude de valores. Al mismo tiempo, lo acusan independientemente por ambos tipo de fraudes, a la vezque agregan lavado de dinero y conspiración para defraudar a los Estados Unidos y las regulaciones de financiamiento de campaña.

La acusación de la fiscalía detalla que esta actividad criminal data desde 2019.

El abogado del fundador de FTX, Mark Cohen, se ha limitado a precisar que su defendido estudia «todas sus opciones legales».

Publica un comentario