La gran banca se iguala en rentabilidad a las grandes entidades de Europa y EEUU

La gran banca española ha roto los grilletes que lastraban su rentabilidad en los últimos años. En el primer trimestre del ejercicio, las principales entidades recuperaron unos indicadores de rentabilidad sobre el capital (ROE) a doble dígito que, en algunos casos, hacía más de diez años que no se registraban y que les ha permitido igualarse a los principales bancos europeos y estadounidenses.

En un informe publicado por la consultora Accuracy, que analiza los resultados financieros de las entidades más relevantes durante el primer trimestre de 2022, se refleja que el negocio de los bancos españoles ha experimentado un gran impulso lo que ha permitido recuperar la rentabilidad, uno de los grandes caballos de batalla del sector. De esta forma, BBVA se sitúa como el banco más rentable de entre los principales competidores europeos y norteamericanos, con un ROE del 15,1%, al mismo nivel que Goldman Sachs o Morgan Stanley.

Igualmente, Santander (11,5%) y Bankinter (11,7%) se sitúan en el entorno de bancos como BNP Paribas y Barclays y por encima de los gigantes estadounidenses Bank of America, Citi o Wells Fargo. Por su parte, CaixaBank (6,5%) todavía se encuentra en unos niveles de rentabilidad por debajo del doble dígito, aunque en su caso se debe a que aún no ha recibido el viento a favor de las subidas de tipos de interés. Además se encuentra a la espera de experimentar las sinergias de la absorción de Bankia. Igualmente, Sabadell (5,3%) se encuentra por debajo del 10% en el que se sitúa el coste del capital. No obstante, ha registrado un notable crecimiento de la rentabilidad en el último año. Ambas entidades catalanas superan a grandes bancos europeos como ING o UniCredit.

Refuerzo de la solvencia

Por otro lado, el informe pone de manifiesto el refuerzo de la solvencia de la gran banca española. «La media del ratio CET1 de los cinco principales bancos españoles es del 12,5%, lo que supone un incremento sostenido en los últimos trimestres», indica el documento. No obstante, puntualiza que aún se sitúa a más de 2,5 puntos porcentuales por debajo de la media de sus grandes pares europeos, que están en torno al 15%.

Además, apunta que el aumento de la tasa de impagos, una vez se acabaron las moratorias a los préstamos y las ayudas de las instituciones públicas, no ha tenido la intensidad esperada, lo que está permitiendo disminuir las dotaciones por impago, mejorar los resultados y volver a pagar dividendos y recomprar acciones.

Además, destaca la disminución del coste de crédito en los últimos 12 meses en un contexto en el que ya no están vigentes las moratorias, lo que muestra «una solvencia generalizada en los clientes de las entidades bancarias españolas». Del mismo modo, añade que el gran incremento del volumen de préstamos en vigilancia especial experimentado en 2021 no se está reflejando en un incremento similar de la mora por el momento y que incluso se observa una disminución de créditos.

En ese sentido, Accuracy indica que la contención de la mora y la disminución generalizada del coste de riesgo demuestra que «tanto personas físicas como empresas están siendo capaces de hacer frente a sus obligaciones de pago» y que el mercado secundario de préstamos non performing loan (NPL) está permitiendo a los bancos «desinvertir sus activos no estratégicos de manera eficaz, reduciendo su riesgo de crédito y disminuyendo su necesidad de capital».

En lo que respecta a las dotaciones de provisiones, hay diferencia entre las entidades y los expertos de la consultora explican que no está marcada directamente por el crecimiento del negocio. «La presencia en distintas geografías y las propias políticas de cada banco marcan el crecimiento o decrecimiento de esta partida», valoran, y recuerdan que veníamos de años de provisiones récord.

En cuanto a las perspectivas del sector, Accuracy considera que la banca española se enfrenta con «relativa posición de fuerza» a nuevos fenómenos adversos en el corto plazo y a tendencias de fondo que supondrán una transformación en profundidad y que requerirán a movilización de grandes recursos. Aun así, estima que el escenario es de «moderado optimismo» para los bancos españoles durante los próximos trimestres.

RETOS DE LA BANCA

Digitalización. Todas las entidades ya ofrecen servicios, atraen clientes, permiten contratar todo tipo de productos y asesoran a través de los canales digitales. Sin embargo, Accuracy apunta que para conseguir una digitalización exitosa, el servicio debe ser más personalizado, lo que requiere fuertes inversiones en análisis de datos.

Regulación. Por otro lado, destaca el reto de cumplir con requisitos tradicionales (capital, riesgos) con nuevos requerimientos en otros campos (cambio climático, ciberseguridad) sin lastrar la generación de negocio.

Publica un comentario