La CNMV pidió información a Cellnex sobre la presunta operación

El supervisor del mercado español, la CNMV, tiene entre sus atribuciones la solicitud de aclaración a los emisores para aclarar filtraciones o informaciones publicadas que puedan afectar a su cotización. Si el rumor o información es veraz, puede exigir un hecho relevante que lo confirme, pero si no lo es, no hay obligación alguna de aclaración por parte del emisor afectado, reconocen fuentes conocedoras del funcionamiento del supervisor.

En el caso del interés mostrado por American Tower Corporation (ATC) y el fondo Brookfield sobre Cellnex, fuentes del mercado llegaron a apuntar el viernes que no había ningún acercamiento por parte de los interesados y que el operador de torres de telefonía no había contratado a ningún asesor para analizar dicha posibilidad.

El vigilante de los mercados puede, llegado el caso, suspender la negociación de un valor cuando concurran circunstancias especiales que puedan perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los correspondientes valores o cuando resulte aconsejable la suspensión «en aras de la protección de los inversores».

En caso de que se llegue a adoptar dicha decisión, el reglamento del supervisor fija que «el plazo de las suspensiones será el más breve posible y deberá guardar proporción con el objetivo perseguido en los casos especificados». La última vez que procedió a realizar esta operativa fue en diciembre pasado con Ezentis y el valor aún no ha vuelto a negociarse al no haberse adoptado ningún acuerdo sobre su plan de reestructuración.

Publica un comentario