La banca da un giro a su estrategia y cambia fondos internacionales por producto propio

Soplan vientos de cambio en las gestoras internacionales que operan en España. Después de varios años de crecimiento fulgurante, los bancos han empezado a contratar menos sus fondos de inversión. En algunos casos están empezando a sustituirlos por producto propio.

Al cierre del primer trimestre, estas gestoras de activos (estadounidenses, francesas, suizas y alemanas…) tenían distribuidos en España fondos por un volumen de 275.000 millones de euros. La cifra es cinco veces mayor que la que acumulaban hace 10 años.

En el aumento exponencial del negocio de las gestoras extranjeras ha tenido mucho que ver la regulación europea. En concreto, la directiva de mercados financieros MiFID 2 que incentiva a las empresas dedicadas a distribuir productos de inversión a ofrecer a sus clientes productos de otras entidades.

En España, los bancos dominan con mano de hierro la distribución de fondos, con una cuota de mercado del 88%. Antes de MiFID 2, Santander o BBVA vendían fundamentalmente fondos de inversión de sus propias gestoras, y se quedaban con buena parte de la comisión de gestión del producto.

Con la llegada de la nueva regulación, fueron dando entrada a los fondos de las gestoras internacionales. Tanto por medio de fondos de fondos (que invierten en productos de gestoras de fuera), como con los contratos de gestión discrecional de carteras o los de asesoramiento. Sin embargo, esa tendencia parece que está cambiando.

Aunque las firmas extranjeras todavía no han reportado los datos de los últimos tres meses a Inverco, la asociación sectorial, varios directivos de grandes gestoras confirman que el trimestre ha sido malo y que ha empezado a salir dinero.

“En los tres primeros meses del año ya empezó a haber salidas de dinero, pero en los tres siguientes la situación se ha agravado”, explica el primer ejecutivo de una de las 10 mayores compañías foráneas de gestión de activos que operan en España.

Todas las fuentes consultadas coinciden en que ha sido un trimestre difícil. “Mientras que en las gestoras nacionales han aumentado las suscripciones, con 6.000 millones de captaciones en lo que va de año, en las de fuera ha empezado a salir el dinero”, constata el máximo responsable de una firma de gestión de activos estadounidense.

Parte de la caída está relacionada con la decisión de algunas de las grandes gestoras bancarias de ir sustituyendo algunos de los fondos internacionales que tenían en las carteras de sus clientes por algunos fondos propios.

“Lo estamos viendo sobre todo en la parte de renta fija. Han empezado a lanzar fondos con objetivo de rentabilidad, que invierten en emisiones de deuda de España o Italia, y que ya pueden ofrecer unas rentabilidades a vencimiento por encima del 3%, algo que no se veía desde hacía mucho tiempo”, apunta el jefe en España de una gestora europea.

Entre la tipología de fondos extranjeros que siguen atrayendo dinero están los que replican la evolución de índices de bonos. Muchos gestores nacionales han ido deshaciendo sus carteras de renta fija y sustituyéndolas por este tipo de productos indexados, que tienen mayor maniobrabilidad.

También se mantienen suscripciones en algunos fondos de bonos referenciados a la inflación y los de Bolsa estadounidense.

“Lo que está claro es que el trimestre se ha ido torciendo poco a poco y ahora en julio las cosas se están poniendo aún peor. Muchos inversores prevén que puede haber más caídas y están optando por deshacer posiciones y aumentar el efectivo. Los próximos meses van a ser duros”, apunta el anterior directivo.

 

LOS PRODUCTOS MÁS DEMANDADOS

Indexados. Las gestoras internacionales han vendido en los últimos años muchos fondos de inversión que replican la evolución de índices de Bolsa o de bonos, con unas comisiones bajísimas. En la mayoría de los casos, estos productos ofrecen mejores rendimientos que los que dan los fondos con gestores activos.

Temáticos. Algunas firmas se han especializado en la comercialización de fondos de inversión temáticos: dedicados al agua, al envejecimiento de la población, a las ciudades inteligentes. Con estas propuestas tratan de captar las grandes tendencias sociales y demográficas de las próximas décadas.

Sostenibles. Firmas francesas, neerlandesas y nórdicas llevan años especializándose en fondos de inversión que tienen en cuenta criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés). Este tipo de producto esta siendo ahora muy demandado por los inversores españoles.

Publica un comentario