KKR financia con 255 millones la compra del 49% de Reintel

KKR ya tiene listo uno de los flancos de la toma del 49% de Reintel, la filial de Red Eléctrica propietaria de la fibra óptica. El fondo ha firmado con media docena de entidades financieras un crédito a siete años por 255 millones de euros, según indican fuentes próximas a la operación.

KKR se alzó ganador en la competida puja por adquirir un 49% de Reintel, propietaria de más de 50.000 kilómetros de la fibra óptica que discurre de forma paralela a las redes de alta tensión y vías de ferrocarril. En una subasta organizada por UBS y Barclays, el fondo estadounidense se impuso a las pujas de PGGM, Vauban y QIC con una oferta por 971 millones que valora el 100% de la filial de Red Eléctrica en 2.300 millones, incluyendo deuda. Esta valoración supone 22,1 veces el ebitda previsto para 2021, de 104 millones de euros.

El fondo pagará la mayor parte de este montante con capital a diferencia de la operativa habitual de este tipo de fondos. Normalmente, el capital riesgo suele pagar con deuda en torno a la mitad del importe de la operación y cuelga este pasivo de la sociedad adquirida. En este caso, el gigante del private equity limita más de lo normal el uso de la deuda, que penderá de una sociedad, Rudolph Bidco, que ha creado para ostentar las acciones de Reintel.

El importe del préstamo negociado con la banca es de 255 millones de euros, en torno a una cuarta parte del total. La deuda tendrá una vigencia de siete años.

KKR ha recurrido para este préstamo sindicado a una combinación entre bancos y fondos. La gestora DNB y el National Australia Bank ha asumido, cada uno, 55 millones, en torno al 20%. Paralelamente, Abanca y el fondo Bridge Securitisation, que a su vez coloca su exposición en estos préstamos en el mercado empaquetados en productos financieros llamados CLO, han suscrito un 15% cada uno, 40 millones. Mediobanca ha aportado 35 millones, un 13%. Y Santander, que ha trabajado como coordinador de la operación, financia el 11% restante.

Resultados

De acuerdo a las cuentas anuales de REE, la compañía ganó 60,01 millones en el pasado ejercicio con un beneficio de explotación de 80,5 millones. Esto supone que las ganancias prácticamente se han duplicado en un año, hasta los 104 millones que preveía para 2021. La compañía pública, participada por la SEPI en un 20%, se embolsó un dividendo 209,48 millones en dividendos procedentes de esta filial. De acuerdo a las últimas cuentas anuales de Reintel, el pasado 22 de diciembre acordó cobrar un dividendo extraordinario de 156,8 millones de euros, que redujo a la mínima expresión el capital de la filial: de 102,37 millones a apenas mil euros. A este pago se le suma otro ordinario, por 54,14 millones, que supone la distribución de los beneficios generados en ese ejercicio. Estas ganancias se suman a los 900 millones que se embolsó la compañía en forma de plusvalías con la operación.

La venta de esta posición minoritaria a Reintel aún está pendiente de la autorización de Competencia, que se prevé para la primera mitad del año. La CNMC ya condicionó la operación antes incluso de que se lanzase. El regulador de la Competencia exigió a Red Eléctrica que cambiase su relación con Reintel y le obligó a rebajar un 78% los ingresos regulados que la compañía atribuye a su filial de fibra. Otra de las cuestiones que aún penden sobre esta operación es la relación con Adif, quien en 2014 cedió a Reintel la gestión de sus 16.000 kilómetros de fibra óptica. El contrato expira en 2024 y la CNMC ha sentenciado que puede alquilar su infraestructura a las telecos.

Publica un comentario