Hasta 12 cotizadas pagan el doble en dividendos que el bono soberano

Los bancos centrales están decididos a combatir la inflación. Si en los momentos más duros de la pandemia los estímulos monetarios fueron los que ayudaron a los mercados a recuperar la estabilidad, ahora el fin de los programas de compra de activos y las subidas de los tipos de interés se revelan como la principal arma. Pero después de años de anestesia retirar las ayudas no es tan sencillo. El BCE aún no ha tocado los tipos, pero el aviso de que en julio procederá a la primera subida de las tasas en la zona euro ha generado una convulsión en los mercados.

Ni la Bolsa ni la deuda escapan a los efectos, pero donde más se está dejando sentir es en la renta fija. Las rentabilidades de la deuda prolongan las subidas, un proceso que ha llevado al bono español a rozar el 3%, a cierta distancia del 0,56% del cierre de 2021 y lejos del -0,017% que marcó en diciembre de 2020. Mientras los rendimientos suben, el precio cae, pero con estos niveles son muchos los inversores más conservadores los que empiezan a plantearse la idea de elevar su exposición a la deuda soberana. Aunque las rentabilidades de los bonos abandonan los mínimos históricos, para aquellos que busquen unos retornos más atractivos y tengan una mayor tolerancia al riesgo, la rentabilidad por dividendo es una estrategia socorrida.

La retribución al accionista ha sido históricamente una de las señas de identidad de la Bolsa española. La crisis de la pandemia llevó a las cotizadas españolas a suspender la entrega de dividendos, pero la recuperación histórica de los beneficios en 2021 les ha permitido retomar el pago al accionista. En este escenario, el Ibex 35 ha pasado a contar con una rentabilidad por dividendo estimada para 2022 del 4,32%, solo superada por el Mib italiano (5%).

La rentabilidad por dividendo del selectivo español está por encima de la deuda con vencimiento en 2032 y dentro de la Bolsa española hasta 12 cotizadas pagan el doble que la referencia soberana. Por encima de todas sobresale Metrovacesa. Hasta la fecha la promotora inmobiliaria ha aprobado y abonado el pasado 20 de mayo 0,6 euros por acción con cargo a 2021. Este cupón ha sido suficiente para que la compañía disponga de una rentabilidad por dividendo estimada del 11%, casi cuatro veces más que el bono a 10 años.

Relacionadas con el sector inmobiliario se sitúan Merlin y Aedas. La socimi que dirige Ismael Clemente tiene la obligación de distribuir el 80% del beneficio entre sus accionistas. Con cargo a las cuentas de 2021 la firma ha abonado 0,40 euros por acción, importe que complementará con un pago extraordinario de 0,67 euros procedentes de la venta de la cartera de oficinas de BBVA. La rentabilidad por dividendo estimada para 2022 alcanza el 10,4%. Solo una décima por debajo (10,3%) se cuela Aedas Homes. La promotora repartirá 2,16 euros por acción con cargo a 2021, importe que fragmentará en dos. Los primeros 0,82 euros los abonó el pasado 31 de marzo y a comienzos de julio repartirá los 1,34 euros por acción restantes.

Mientras Mediaset se enfrenta a la suspensión del dividendo si triunfa la opa lanzada por la familia Berlusconi, su competidor Atresmedia aprovecha su elevado flujo de caja para premiar la fidelidad del accionista y recuperar los niveles previos al estallido de la pandemia. Con cargo a las cuentas del pasado ejercicio, la compañía distribuirá 0,42 euros (0,24 euros mañana). La firma empata en lo que a rentabilidad por dividendo se refiere con Aedas (10,3%).

Perdiendo los dos dígitos, pero por encima del 6%, se sitúan algunos de los integrantes del Ibex. Mapfre (8,7%), Enagás (7,8%), ACS (7,8%) y BBVA (7,4%) brillan con luz propia. Los bancos empiezan a abandonar la estrategia del scrip dividend. La entidad que preside Carlos Torres es una de ellas. Con cargo a las cuentas de 2021 ha abonado 0,31 euros por acción, el mayor pago en efectivo de los últimos 10 años.

La lista la completan Logista (7,6%), Línea Directa (7%), Telefónica (6,6%) y Prosegur (6%). La teleco abonó la semana pasada el segundo tramo (0,15 euros) del dividendo correspondiente a 2021, la última remuneración para la que recurre al dividendo flexible.

LAS FIRMAS EUROPEAS MÁS ATRACTIVAS

Cotizadas. Aunque las cotizadas españolas logran colarse entre las firmas europeas más generosas con el accionista, hasta tres valores europeos pagan más del triple que la referencia española a 10 años y, más de 35 la duplican. Por encima de todos destaca Telenet. El mayor proveedor de servicios de banda ancha de Bélgica dispone de una rentabilidad por dividendo que alcanza el 11,7%. Un escalón por debajo se sitúa la socimi española Merlin (10,4%) y el grupo automovilístico Stellantis (8,8%).

Bancos. En la lista de valores más generosos con el accionista, los bancos suelen ser habituales. Entre las entidades que disponen de las rentabilidades por dividendo más elevadas destacan el francés Crédit Agricole (8,4%), los italianos Intesa Sanpaolo (7,9%) y Mediobanca (7,6%). No muy lejos se sitúa BBVA (7,4%) junto al francés BNP Paribas (7,3%) y el holandés ING (7,3%).

Publica un comentario