Goldman Sachs se convierte en el mayor accionista de Santander y BBVA

El gigante estadounidense Goldman Sachs se ha convertido en el mayor accionista tanto de Banco Santander como de BBVA a través del uso de derivados financieros (contratos de compras de acciones futuras a un precio prefijado de antemano y posibilidades opcionales de adquirir los títulos, call options en la jerga), según se ha detallado en sendas comunicaciones remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores hechas públicas este lunes.

De la entidad presidida por Ana Botín, Goldman Sachs posee el equivalente al 7,46% del banco en estos productos, superando de esta forma al resto de grandes accionistas como Blackrock (con un 5,42%) Dodge & Cox (con el 3,04%) o Norges Bank, (que tiene en su poder el 3%). En el caso de BBVA, Goldman tiene ahora el 7,4%, superando también en este caso al 5,9% de Blackrock. El valor combinado de ambas posiciones rondaría los 5.940 millones de euros y se alcanzaron el pasado 2 de diciembre.

Los derivados que tiene del Santander equivalen a 1.253 millones de acciones con un valor total de 3.485 millones de euros, en función el precio actual de Santander de 2,780 euros por título. Se trata de la primera vez que aflora una participación significativa en la entidad.

Con respecto a BBVA, el banco estadounidense ya entró en el capital de la firma a mediados de abril, cuando llegó a controlar el 5,9% del capital, también en aquella ocasión a través de instrumentos financieros, si bien redujo rápidamente la posición hasta el 0,760%. Desde entonces, se había mantenido en ese nivel, hasta ahora, que ha notificado una participación del 7,409%, valorada en 2.455 millones de euros, teniendo en cuenta el precio de 5,495 euros al que cotiza actualmente la entidad en Bolsa.

El 7,198% de la posición en el Santander se articula a través de instrumentos financieros, incluyendo opciones, futuros y call options, mientras que el resto, un 0,297%, es a través de derechos de voto. De forma similar, Goldman Sachs controla el 6,871% del capital de BBVA a través de derivados, mientras que el 0,592% restante es también a través de derechos de votos.

Una mayoría construida a base de derivados

El call option, la alternativa por la que principalmente ha optado Goldman Sachs a la hora de tomar posiciones en sendas entidades, junto con el contrato de futuros (acordar un precio de compra en un momento determinado), permite mayor flexibilidad al dar el derecho, y no la obligación, de comprar el lote accionarial pactado llegado el momento. De esta forma, Goldman se reservaría el derecho a no comprar las acciones.

En el caso de no ejecutar el anteriormente mencionado derecho, la entidad compradora que suscribió el call option, en este caso Goldman Sachs, perdería la prima que ha tenido que abonar para garantizarse este derivado. En concreto, este tipo de producto financiero demuestra que Goldman Sachs confiaba cuando lo suscribió en que las acciones de ambos bancos españoles subirían en el plazo del contrato, de ahí que estuviera dispuesto a pagar una prima para garantizarse el poder comprarlas a un precio prefijado el día de mañana.

La comunicación sobre las posiciones de Goldman Sachs en la CNMV revela operaciones muy similares para los dos gigantes financieros españoles. De hecho, los contratos de derivados de mayor envergadura son prácticamente de idénticas características en ambos casos. Por ejemplo, tanto para Santander como BBVA, el contrato más grande da derecho a comprar el 1,48% del total de títulos y expira como tarde el mismo día: el 16 de diciembre de 2022, es decir, el viernes.

Casi la mitad de los contratos de derivados acaban esta misma semana si se toma su valor como referencia. En el caso de BBVA, derivados por valor de alrededor del 3,42% del capital de la entidad tienen como fecha límite este viernes. Un porcentaje que para los contratos que usan a las acciones de Santander como subyacente, ronda el 3,40%, casi la mitad de la posición que ha adquirido Goldman Sachs.

Desde la fecha en la que se compraron los derivados financieros, el pasado 2 de diciembre, las acciones de Santander caían un 1,53% hasta este lunes. Las de BBVA, perdían el 1,37%.

Publica un comentario