El negocio de los cromos

Olvídese de las tecnológicas, del Bitcoin o de las acciones meme. Un cromo de Michael Jordan del año 1986 es una alternativa de inversión que puede competir con un fondo cotizado ligado al S&P 500. Inversores y coleccionistas por igual se subieron en 2020 a la ola de la fiebre por las pegatinas vintage, transformando lo que era un pasatiempo infantil en una clase de activos alternativa. Ese año, la venta de estas estampas se disparó en un 142% en la plataforma eBay. Hoy en día, este mercado ha trascendido el patio del colegio y ha llegado a grandes casas de subastas como Sotheby’s, donde un cromo exclusivo puede generar una fortuna para los más afortunados.

El mercado secundario de los cromos deportivos en EE.UU. es el mayor del mundo, y en 2022 el índice PWCC 500, que rastrea el comportamiento de las ventas de tarjetas coleccionables deportivas emitidas antes de 2000, ofreció más rentabilidad que el S&P 500. Sin embargo, el negocio varía significativamente a ambos lados del Atlántico. En España, es un entretenimiento informal. Sus epicentros en Madrid están en el Rastro y la Plaza de Quintana, donde cada domingo un centenar de personas —incluidos niños con camisetas del Real Madrid, abuelos y frikis coleccionistas— se reúnen con sus libretas llenas de estampas para vender e intercambiar sus jugadores favoritos. Los fichajes estrella suelen ser los mismos cada semana: Messi, Ronaldo, o Mbappé, y en casos más raros, una vieja tarjeta de Pelé o Maradona. En la plataforma eBay, una figurita de Vinícius Júnior puede alcanzar poco más de 59 euros.

En EE.UU. y el resto de Norteamérica, la inversión en un jugador se ha convertido en un negocio con movimientos de más de seis dígitos, atrayendo la atención de gigantes de la inversión como Blackstone. En 2021, el fondo adquirió Certified Collectibles Group, una de las principales firmas de autentificación de estos activos. El proceso de verificación, clave en la compraventa, es largo y exhaustivo. Estas firmas califican los cromos en bruto sobre una escala de diez, basada en cuatro factores principales: centrado, esquinas, bordes y superficie.

.

PAEPVDRXNVFWZOLLCNAJYTNXQY - El negocio de los cromos
Un cromo en perfecto estado de Mickey Mantle en la casa de subastas.

Los grandes ganadores en este juego no suelen ser las estrellas futbolísticas, sino las leyendas del baloncesto o los pesos pesados del béisbol. Por ejemplo, la tarjeta de Honus Wagner, un jugador de los Pittsburgh Pirates en 1909, se vendió en Goldin Auctions por 7,2 millones de dólares (6,6 millones de euros) en 2022. En las subastas semanales de Goldin Auctions, entre los cromos más caros siempre destaca uno de Mickey Mantle, el mítico jugador de los New York Yankees. La semana pasada, obtuvo 33 pujas de hasta 4.500 dólares (4.156 euros). Esta imagen de 1952 se considera un barómetro del mercado y no ha perdido valor en los últimos cuatro años, según la consultora de coleccionismo Altan Insights.

Algunos cromos tienen tanto valor que intermediarios como JM Bullion, un prestamista online de oro y plata, han empezado a permitir a sus clientes utilizarlos como garantía para obtener un préstamo. También está Alt Lending, un servicio ofrecido por el mercado de cromos Alt XYZ, que permite pedir prestados un mínimo de 10.000 dólares (9.235 euros) contra tus cromos. Para optar al préstamo, los cromos deben ser verificados por Professional Sports Authenticator o Beckett Grading Services.

Panini y Fanatics: dos caras del cromo

Solo dos compañías dominan el mercado de las estampas coleccionables. La italiana Panini ha liderado el mundo de los cromos de fútbol españoles desde 1961, pero en EE.UU. ha surgido un competidor gigante en pocos años: Fanatics. Esta empresa con sede en Florida ha logrado acaparar las licencias de la NBA, la NFL y la MLB en un par de años. El éxito de Fanatics ha colocado a su consejero delegado, Michael Rubin, en el Bloomberg Billionaires Index.

Lluís Torrent, al frente de Panini España desde 1979, aclara que el mercado europeo es muy diferente al norteamericano. En 2023, Panini facturó 100 millones de euros y vendió 41 millones de sobres de estampas de LaLiga. Sin embargo, Torrent no ve valor en el cromo como clase de activo: “Desde el punto de vista europeo, es una solemne tontería; no le damos ninguna importancia. Estamos hablando de 41 millones de sobres. ¿Cuántos cromos de Vinícius están esparcidos por la geografía española?”.

Panini, al calor de la fiebre inversora en Estados Unidos, intentó entrar en el negocio de inversión hace tres años, lo que Torrent considera “un verdadero fracaso” para la empresa. “El cromo históricamente nace en Europa. Y Europa tiene una forma de ser que no tiene nada que ver con el producto norteamericano”.

EJG3UDBJGVAAJHGO6J4J4E6DEM - El negocio de los cromos
Mercadillo de cromos.

No obstante, el mercado de los cromos deportivos al otro lado del charco no es el mismo que durante su auge en 2020. El Card Ladder 50, el índice que mide el precio de 50 de las tarjetas más valiosas, se ha desplomado un 12% en los últimos tres meses. Además, las ventas de seis dígitos son cada vez más escasas, habiendo caído un 55% en 2023, según Altan Insights. En los foros sobre cromos, un usuario de Reddit, que se identificó como banquero corporativo, confesó su intención de dejar la banca para vender cromos en línea. Otro usuario le respondió: “No podrías haber escogido un peor momento para vender cromos. El mercado está en declive cada semana, y lo vas a pasar mal”.

13e024f8b10199f58e47f596e2b28d99?s=300&d=mm&r=g - El negocio de los cromos
Capafons & Cia. S.L.