El Ibex pierde los 8.000 puntos con la banca ampliando las caídas y atento al IPC de EEUU

Las Bolsas europeas se inclinan por las pérdidas en la apertura de la sesión, con el euro al borde de la paridad con el dólar y el petróleo Brent por debajo de los 100 dólares el barril. La gran referencia del día son los datos del IPC de varios países, entre ellos Estados Unidos.

En España, el INE ha confirmado que la inflación se disparó al 10,2% en junio en tasa anual, su nivel más alto desde abril de 1985, debido principalmente el encarecimiento de carburantes y alimentos frescos.

El Ibex 35 arranca con descensos que se agravan pasados unos minutos. Baja ya el 0,5% y pierde la cota de los 8.000 puntos, con los bancos ampliando los descensos. Ayer, la Bolsa española se vio afectada por la caída de la banca por los impuestos que les impondrá el Estado. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que se aplicarán impuestos a eléctricas y bancos.

Hoy, tras unos minutos de indecisión, el sector bancario prolonga las caídas. Sabadell cede más del 2%. Bankinter pierde un 1,5% y Santander y CaixaBank restan alrededor del 0,2%. En el lado de las subidas destacan los valores turísticos. IAG, Amadeus y Meliá Hoteles se anotan más del 1%.

Desde Link Securties comentan que «el sector bancario en Europa lleva destruyendo valor más de una década, siendo este el motivo principal por el que la mayoría de estas entidades cotiza muy por debajo de su valor contable, producto de la política monetaria ultralaxa del BCE, que ha mantenido los tipos de interés en mínimos históricos, penalizando los márgenes y, por ello, la rentabilidad de las entidades, rentabilidad que también se ha visto lastrada por las fuertes exigencias de capital establecidas por el BCE». Así, opinan que, «en este contexto, no parece lo más adecuado “extraer” unos 3.000 millones de euros de los beneficios/capital de los bancos, ya que ello, además de evidentemente penalizar la capacidad de los mismos de retribuir a sus accionistas, algo que no pudieron hacer durante la pandemia, por recomendación del BCE, va a limitar su capacidad para conceder créditos en un momento en el que la economía española, en franca desaceleración, más lo va a necesitar».

Wall Street cerró este martes en rojo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, perdió un 0,62%, cuando la Bolsa se adentra en la temporada de resultados del segundo trimestre y se prepara para los nuevos datos de inflación.

Esta semana también se darán a conocer las cifras de la gran banca del país. Serán las cuentas de JPMorgan Chase y los comentarios sobre la economía de su principal ejecutivo, el influyente Jamie Dimon, las que darán el pistoletazo de salida este jueves.

En el mercado de divisas, el euro roza la paridad con el dólar. La divisa común marca mínimos desde 2002 a medida que aumentan los temores de recesión en Europa. Algunos expertos de Wall Street han advertido que esta fortaleza de la moneda estadounidense podría significar problemas para las ganancias corporativas en el futuro. «El aumento del dólar estadounidense es un síntoma de inquietud global y hará que la vida sea aún más difícil para las empresas estadounidenses» y los bancos centrales internacionales, creando más obstáculos para las ganancias por acción, escribieron desde Vital Knowledge.

En el mercado de materias primas, el petróleo Brent, de referencia en Europa, sigue por debajo de los 100 dólares el barril. Ayer, registró importantes descensos, al igual que el crudo Texas, por la fortaleza del dólar y la perspectiva de una demanda más débil.

Publica un comentario