El Ibex 35 vuelve a enfrentarse a los 8.200 puntos en el inicio de 2021.

El Ibex 35 hoy sube en el inicio de 2021, tras perder más de un 15% en el pasado ejercicio. “Hoy comienza un Nuevo Año en las bolsas occidentales tras un 2020 que ha tenido un poco de todo, condicionado desde marzo por la pandemia provocada por el coronavirus y que, finalmente, ha acabado en general mucho mejor de lo que a mediados de ejercicio apuntaba”, indican los analistas de Link Securities.

“Como suele ocurrir, en 2020 hubo vencedores: las bolsas estadounidenses y algunas europeas, como la alemana, y vencidos, como la bolsa británica y la española, que fueron las que peor comportamiento tuvieron, la primera como consecuencia de la falta de acuerdo por el brexit y por la mala gestión sanitaria y económica de la pandemia llevado a cabo por el Gobierno británico, motivo este último que también lastró la evolución de la bolsa española”, añaden los mismos expertos.

 

En concreto, el Ibex 35 cerró el año con una pérdida del 15,45%. Carlos Gil, analista de trading de Estrategias de inversión resalta que, “a pesar de ello, ha logrado cerrar por encima de la media de 200 y de los 8.000 puntos, en 8.073. Solo 9 empresas del Ibex han logrado un cierre en positivo y de ellas dos han sido las que entraron nuevas en el selectivo este año, Solaria con una subida anual de casi el 250% y PHARMA MAR que ha cerrado el año subiendo un 66%”.

“El IBEX 35 tras el crash iniciado en febrero, ha permanecido casi todo el año en una amplia zona de mínimos comprendida entre los 6.300 y los 7.500 puntos donde permaneció con la excepción de 10 días a finales de mayo en los que intentó un escape alcista promovido por una reacción del sector bancario que fracasó rápidamente”, explica.

Gil hace hincapié en que “el IBEX sin el apoyo de los bancos no puede remontar y la reacción que ha tenido el índice tras los mínimos de septiembre y sobre todo en el tirón de noviembre ha sido gracias a la reacción alcista del sector bancario, a pesar de la cual, las pérdidas anuales en sus cotizaciones han sido importantes”.

Ell Ibex 35 hoy sube un 1,51% en la apertura de la sesión, hasta los 8.189,00 puntos.

Aena lidera las subidas del Ibex 35 hoy, al sumar un 2,18%, por delante de Ferrovial y de IAG, que se revalorizan un 2,17% y un 2,12%, respectivamente.

Solo un valor del selectivo de la bolsa española abre la jornada en rojo: Bankia, que cede un 0,10%.

Según  informa  Expansión  en  su  edición  de  hoy,  ni Banco Santander ni BBVA necesitan  cumplir  con  mayores requerimientos  de  capital  en 2021 y  mantienen  los  vigentes  este  año.  Así  se lo  ha  comunicado el  Banco  Central  Europeo (BCE) a las dos mayores entidades bancarias españolas después de llevar a cabo el proceso de revisión anual (SREP, por sus siglas en inglés).

En el caso de Banco Santander, el supervisor exigió el año pasado que la entidad tuviera una ratio de capital de máxima calidad (CET1 fully  loaded)  del  9,7%.  Sin  embargo,  en  marzo  la entidad pudo  beneficiarse  de  unos  cambios  regulatorios  que  le  permitieron reducir este umbral mínimo de solvencia hasta el 8,86%. Esta última cifra se mantendría en 2021. A su vez, para BBVA el requisito de capital de máxima calidad se mantiene en el 9,27%.

Siguiendo con los bancos del Ibex 35, Sabadell ha cerrado la venta de una cartera de EUR 600 millones de activos problemáticos a Lone Star por  un  precio  de  170  millones,  según  informaron a Europa  Press  en  fuentes cercanas  a  la  operación.  Se  trata  de  la cartera Higgs,  que  aglutina  unos   600 millones  de  activos  problemáticos secured.  Junto  a  las  recientes  ventas  de  los proyectos Explorer y Aurora, supone un significativo impacto en la morosidad del banco. Así, con el cierre de la operación, la ratio de mora de SAB disminuye hasta el 3,2%, desde el 3,8% anterior.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de Tubos Reunidos, que repunta un 6,37%, mientras que el mayor descenso es el de Alantra, que resta un 2,26%.

La prima de riesgo de España se eleva hasta los 62,20 puntos básicos, al tiempo que el interés del bono español a 10 años avanza hasta el 0,051%.

España logró mantener en 2020 la calificación de su deuda soberana a largo plazo por parte de las principales agencias de calificación, a pesar de ser uno de los países más afectados por la pandemia de Covid-19 y las restricciones implementadas para contener su propagación, registrando incluso, gracias a la intervención del Banco Central Europeo (BCE), el menor coste de financiación de la deuda de toda la serie histórica.

La deuda española despide así el año de la Covid-19 y la ‘Gran Reclusión’ con la misma nota de solvencia equivalente a un ‘notable’ con la que entró en 2020 y, únicamente en los casos de las agencias DBRS y de S&P Global, ha visto empeorar la perspectiva de su rating, desde positiva a estable en el caso de la canadiense y desde estable a negativa en el de la estadounidense.

Con una subida en torno al 1,5%, el Ibex 35 hoy lidera los avances en la apertura de las bolsas europeas. Fráncfort sube un 1,04%; Londres, un 1,42%; París, un 1,30% y Milán, un 0,62%. El Euro Stoxx 50 repunta un 0,69%.

En el conjunto del ejercicio, el Dow Jones se ha revalorizado en torno a un 7%, el S&P 500 un 16% y el Nasdaq un meteórico 44% en el que ha sido su mejor ejercicio desde 2009. El comportamiento de los mercados bursátiles europeos y estadounidenses puede depender del resultado de la segunda vuelta de las elecciones al Senado que se celebran mañana en Georgia (EEUU).

En principio los dos senadores titulares que se juegan sus escaños son republicanos y aparecen en la mayoría de las encuestas como favoritos. Sólo con que uno de ellos renueve su escaño los republicanos mantendrán el control del Senado, que es lo que en principio descuentan y desean los inversores, ya que ello impediría al presidente electo Biden y a su partido, el demócrata, subir los impuestos a las empresas y a las rentas más altas.

Hoy se publican en la eurozona y en EEUU las lecturas finales de diciembre de los índices adelantados de actividad de sector de las manufacturas, los PMI manufactureros.

Este sector se viene mostrando mucho más resistente que el de servicios en los últimos meses, por lo que los índices podrían indicando expansión mensual de la actividad en la mayoría de estas economías, tal y como lo han hecho en las principales economías asiáticas cuando se han dado a conocer esta madrugada.

El índice adelantado de actividad manufacturera, PMI manufacturas, de China elaborado por la consultora Caixin, alcanzó los 53,0 puntos en diciembre, una lectura inferior a los 54,7 puntos esperados por el consenso, y tras la mayor lectura de la década de 54,9 puntos el mes previo.

Por  su  parte, el  PMI  manufacturas de Japón se revisó al alza en diciembre hasta los 50,0 puntos, desde su lectura preliminar de 49,7 puntos, finalizando con 19 meses consecutivos de caída

Los PMIs servicios se darán a conocer el miércoles y al menos en Europa podrían mostrarán una significativa contracción de la actividad en el mes de diciembre, apuntando a una más que probable nueva entrada en recesión de muchas de estas economías en el cuarto trimestre de 2020.

El euro avanza frente al dólar y se intercambia a 1,227 dólares.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo suben por encima del 2%. El Brent de referencia en Europa suma un 2,43%; hasta los 53,06 dólares por barril, al tiempo que el West Texas estadounidense se revaloriza un 2,23%, hasta los 49,61 dólares.

La OPEP y sus aliados, liderados por Rusia, están listos para llevar a cabo, en los próximos meses, un aumento gradual de 2 millones de barriles por día (bpd) en la producción de petróleo, dependiendo de las condiciones del mercado, dijo el domingo el Secretario General de la OPEP, Mohammad Barkindo.

La OPEP y sus aliados, grupo conocido como OPEP+, se reunirán el lunes para decidir las políticas de producción para febrero, apuntó Barkindo.

En diciembre, la OPEP+ decidió aumentar la producción en 0,5 millones de bpd a partir de enero como parte del aumento de 2 millones de bpd. Algunos miembros de la organización, no obstante, han cuestionado la necesidad de un nuevo aumento a partir de febrero debido a la propagación del coronavirus.

Terminó 2020 y el MSCI América Latina se deja un -15,43% en dólares. Las divisas también estuvieron afectadas por la pandemia, por los precios de algunas materias primas que afectan sus exportaciones, y algunos factores internos, como salud fiscal, cuestionada independencia de bancos centrales y algunas medidas poco afortunadas de los equipos de gobiernos.

Aunque el peso mexicano se depreciaba levemente el jueves, culminaba su peor año desde 2016, con una caída de poco más de un 5%. Además del impacto del coronavirus en la economía, las desafortunadas políticas promovida por el actual equipo de gobierno han impactado fuertemente la confianza del inversor en aquel mercado.  El peso, que en abril se hundió a un mínimo histórico de 25.7387 pesos/dólar, sumaba en el cuarto trimestre un retorno de casi un 10%, el mayor salto trimestral desde 1989. El índice S&P/BMV se dejaba en la última jornada del año 1.40%, con un volumen muy por debajo del promedio diario. No obstante, logra terminar el año con un rendimiento positivo anual del 1.2%, tras la recuperación del 17.6% en el último trimestre del año por expectativas de que un mayor estímulo económico en Estados Unidos y el avance en la vacunación contra el COVID-19 impulsen en 2021 una recuperación global.

El real brasileño terminó siendo la peor divisa de la región, con una caída cercana al -30% anual, resultado de las preocupaciones acerca de la salud fiscal del país, mientras que el peso chileno terminaba el año con un repunte del +6,15% apoyada en la recuperación de los precios del cobre. Por su parte el peso colombiano, que perdió cerca del 4% en el año estuvo afectado por la caída en los precios del crudo. El peso argentino, a pesar de los controles cambiaros, cierra el año con una depreciación del 28,81%, mientras que el Merval cedía -0,18 en la última sesión, pero terminó el año con un repunte del 22,93%.

El Bovespa cerraba el 30 de diciembre, su última jornada del 2020 con una ligera caída -0,33%, pero con una ganancia mensual del +9,3% y anual del +2,92%, cerrando así su quinto año consecutivo con ganancias, como lo hiciera de 2003 a 2007. El Ipsa chileno, cerraba con una caída del -0,49% y un retroceso que rondaba el -11% anual. Mientras que la bolsa de Colombia retrocedió -0,88% en la última jornada para terminar el año con un desplome del -13,5%.

Publica un comentario