El Ibex 35 se enfrenta a los 7.900 puntos.

El IBEX 35 abría la sesión de hoy en negativo para poco tiempo después parar a subir un 0,10%, hasta los 7.904,20 puntos.

La mayoría de bolsas europeas arrancan hoy la sesión en rojo, tras cerrar ya ayer con ligeros descensos, en una jornada que sirvió para consolidar los fuertes avances de la semana pasada.

Fráncfort baja un 0,04%; Londres, un 0,32%, y Milán un 0,01%; mientras que París repunta un 0,19%. El Euro Stoxx 50 avanza un 0,10%.

Pero si en Europa se imponen las ventas, en Wall Street continuó la euforia de la semana pasada, lo que llevó ayer al S&P 500 a ponerse nuevamente en positivo en el año, mientras que el Nasdaq, cuya recuperación en las últimas semanas ha sido en forma de “V”, marcó un nuevo récord histórico, todo ello mientras que The National Bureau of Economic Research anunciaba que formalmente la economía estadounidense había entrado en recesión en el mes de febrero tras 11 años de expansión económica.

El lunes, el parqué neoyorquino siguió reaccionando a los sorprendentes datos macroeconómicos divulgados el viernes por el Departamento de Trabajo sobre la economía de EEUU, que este mes de mayo añadió 2,5 millones de empleos cuando se esperaba la destrucción de 8 millones.

La tasa de desempleo descendió ese mes hasta el 13,3 % desde los niveles de posguerra vistos el mes anterior, del 14,7 %, resultado del alivio en las restricciones de confinamiento y paralización de negocios, que está permitiendo reincorporarse a sus puestos a miles de personas en ciudades como Nueva York, epicentro de la pandemia.

A uno y otro lado del Atlántico se esperan ya las conclusiones de la reunión de la Reserva Federal que comienza hoy. Concluirá mañana con declaraciones de su presidente, Jerome Powell, sobre las perspectivas económicas de EEUU.

Existe la posibilidad de que el escenario de rápida recuperación económica que descuentan en la actualidad los mercados no se cumpla, especialmente en algunos países de la Zona Euro. Ayer mismo, sin ir más lejos, tanto el Banco de España (BdE) como el Instituto Nacional de Estadística de Italia (ISTAT) revisaron a la baja sus expectativas de crecimiento económico para ambos países, dando a conocer un cuadro macro bastante negativo, algo que, en nuestra opinión, no parecen estar teniendo en cuenta los inversores en estos momentos de euforia”, advierten los analistas de Link Securities.

En concreto, el Banco de España estima una “caída sin precedentes” de entre el 16% y el 21,8% de la economía española en el segundo trimestre por el Covid-19, y prevé que en un escenario de recuperación temprana el PIB español caería un 9% este año, y repuntaría un 7,7% y un 2,4% en 2021 y 2022.

Bajo un escenario de recuperación gradual la reactivación sería más lenta y la economía retrocedería un 11,6% este año, pasa pasar a crecer un 9,1% y un 2,1% los dos ejercicios siguientes. En el peor escenario la economía caería incluso un 15,1% este año, para remontar un 6,9% y un 4% en 2021 y 2022.

La prima de riesgo de España se eleva hasta los 87,50 puntos básicos, al tiempo que el interés del bono español a 10 años repunta hasta el 0,555%.

El Tesoro Público vuelve hoy a testar a los mercados con una subasta de letras a 6 y 12 meses, con la que espera captar entre 6.000 y 7.000 millones de euros y continuar avanzando en su programa de emisiones para este año, revisado al alza en unos 100.000 millones de euros con motivo de la pandemia del Covid-19.

El euro cede frente al dólar y se intercambia a 1,127 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo se encuentran en terreno positivo, tras las caídas registradas ante una duración menor de lo esperado de los recortes de producción de la OPEP y sus aliados, que serán hasta julio y no septiembre, como apuntaban los cálculos más optimistas.

El petróleo Brent de referencia en Europa sube un 0,37%, hasta los 40,95 dólares por barril, al tiempo que el West Texas estadounidense repunta un 0,68%, hasta los 38,45 dólares.

Publica un comentario