El Ibex 35 se apoya en bancos centrales y resultados para mantener las subidas

El IBEX 35 hoy subía hoy en la apertura de una sesión marcada en la bolsa española por la presentación de los resultados de varios valores, entre los que destacan las cuentas de las eléctricas. Sin embargo, pocos minutos después pasa a registrar descensos.

Iberdrola obtuvo un beneficio neto récord de 3.610,7 millones de euros en 2020, lo que representa elevar un 4,2% las ganancias de 2019 en un ejercicio complejo marcado por la crisis sanitaria del coronavirus. El crecimiento sería del 10%, si se excluye el impacto del Covid-19, que fue de 238 millones de euros durante el ejercicio. En 2021, la compañía estima alcanzar un beneficio neto de entre 3.700 y 3.800 millones de euros.

Endesa obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.394 millones de euros en 2020, lo que representa un incremento del 715,2% con respecto a los 171 millones de euros que ganó en un 2019 en el que llevó a cabo dotaciones por más de 1.800 millones de euros por el adelanto del cierre del carbón.

Por su parte, el beneficio ordinario neto del grupo, que es la base para el reparto del dividendo, alcanzó los 2.132 millones de euros en 2020, lo que supone un 36% más y mejorar las previsiones anunciadas por la compañía.

REE obtuvo un beneficio neto de 621,2 millones de euros en 2020, lo que representa una caída del 13,1% con respecto al ejercicio anterior tras provisionar un deterioro del valor de los activos de Hispasat por importe de 122,3 millones.

En términos recurrentes, sin considerar esa provisión, el resultado neto del año pasado sería de 703,0 millones de euros, un 1,8% inferior al del 2019.

Aena registró unas pérdidas de 126,8 millones de euros en 2020, las primeras de 2012, frente al beneficio de 1.442 millones de euros de un año antes, tras caer sus ingresos un 50,2%, hasta 2.242,8 millones de euros debido a las restricciones a la movilidad provocadas por la pandemia del Covid-19.

Asimismo, el resultado bruto de explotación (Ebitda) registró una caída del 74,2%, hasta los 714,6 millones de euros, incluyendo 22,7 millones de euros de la consolidación de Luton y un impacto negativo de 66,8 millones de euros de Aena Brasil.

Por otro lado, Solaria ha presentado al Gobierno un total de 29 proyectos con acceso a los fondos europeos Next Generation EU que movilizarían unos 4.000 millones de euros, de los cuales más de 1.600 millones han sido solicitados a los fondos europeos, informó la compañía. El grupo indicó que todas las inversiones están basadas en proyectos de energía renovable, principalmente de almacenamiento energético, redes eléctricas inteligentes y sistemas de comunicación digital.

El IBEX 35 se acercaba a los 8.300 puntos en los primeros compases de la sesión de hoy, para pasar a registrar pérdidas poco después. En concreto el Ibex 35 pierde un 0,08%, hasta los 8.248,50 puntos.

PharmaMar lidera las subidas del selectivo de la bolsa española, por delante de Siemens-Gamesa y de IAG, que avanzan un 1,91% y un 2%, respectivamente.

Por el contrario, Inditex encabeza las caídas del Ibex 35 hoy al perder un 1,31%, seguido de Aena, que resta un 1,13% y de REE, que ced eun 0,85%.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de Berkeley Energia, que repunta un 4,87%; mientras que la mayor caída es la de Aperam, que cede un 9,34%.

Fuera del Ibex 35, varias compañías también han presentado sus resultados correspondientes a 2020.

Grenergy ganó 15,1 millones de euros en 2020, lo que supone un incremento del 38% respecto a un año antes, según ha informado la compañía productora de energía a partir de fuentes renovables, que, pese a las restricciones impuestas por la pandemia, logró construir 17 proyectores solares y eólicos en 2020 por un total de 300 MW en cuatro países.

La farmacéutica Rovi obtuvo un beneficio neto de 61,1 millones de euros en 2020, cifra un 55% superior a la de 2019, cuando ganó 39,3 millones de euros. Los ingresos operativos de los laboratorios Rovi aumentaron un 10% en 2020 respecto al año anterior, hasta alcanzar los 420 millones de euros, debido, según el grupo, a la fortaleza del negocio de fabricación a terceros, que creció un 39% en ventas tras el acuerdo para la vacuna de Moderna contra el Covid, así como al negocio de especialidades farmacéuticas, cuya facturación se incrementó un 4%.

Prisa registró un beneficio neto de 89,7 millones de euros en 2020, frente a las pérdidas de 182,3 millones de euros de un año antes. La compañía logró este resultado positivo impulsado por la plusvalía procedente de la venta de Santillana España por importe de 377 millones de euros que compensa, entre otros.

Dominion registró un beneficio neto atribuido de 12,5 millones de euros en 2020, cifra un 62% inferior a la de 2019, según ha informado este miércoles la compañía, que ha destacado que este resultado ha superado sus previsiones gracias a la recuperación que experimentaron sus principales negocios en el último cuarto del año.

Además, Ezentis, a través de su filial Ezentis Field Factory, ha sido adjudicataria de un contrato con Fiberco, sociedad participada por Telefónica y Allianz, para el despliegue y mantenimiento de fibra óptica en las zonas de Baden Württenberg y Baviera (Alemania). El contrato tiene una duración de dos años ampliables, con unos ingresos estimados de más de 50 millones de euros.
Prosegur Cash anunció ayer la aprobación de un nuevo programa de recompra de acciones propias por valor de 28 millones de euros y la suspensión temporal del acordado el pasado 3 de junio por importe máximo de 40 millones de euros.

La prima de riesgo de España se eleva hasta los 68,60 puntos básicos, al tiempo que el interés del bono español a 10 años se reduce hasta el 0,357%.

Las comunidades autónomas notificaron ayer al Ministerio de Sanidad 7.461 nuevos casos de covid-19, 3.184 de ellos diagnosticados en las últimas 24 horas. Estas cifras son inferiores a las del mismo día de la semana pasada, cuando se notificaron 10.057 positivos.

La cifra total de contagios en España se eleva ya a 3.161.432 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 235, frente a 252 ayer, estabilizándose así por debajo del umbral de riesgo extremo.

El Ibex 35 hoy se debate entre pérdidas y ganancias en una sesión en la que se mantiene el miedo a que un fuerte repunte de la inflación siga impulsando al alza las tasas de interés a largo plazo y termine por forzar a los bancos centrales a iniciar el proceso de retirada de sus políticas monetarias ultralaxas.

Los analistas de Link Securities no contemplan este escenario, ya que “tanto el BCE como la Fed han venido reiterando su compromiso con apoyar la recuperación económica en sus regiones y, por ello, el de mantener los actuales parámetros de sus políticas monetarias sin cambios durante mucho tiempo. Además, la intervención de la curva de tipos es una herramienta de la que todavía disponen y que podrían activar en cualquier momento -consistiría en concentrar las compras en los bonos a más largo plazo para presionar a la baja sus rentabilidades y restar inclinación a la curva de tipos”.

Según remarcó ayer el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, ante el Comité Bancario del Senado, la inflación y el empleo continúan muy por debajo de los objetivos marcados por el banco central, por lo que la actual política monetaria seguirá como hasta ahora. En ese sentido, Powell afirmó que las presiones inflacionistas continúan siendo muy leves y que las perspectivas para la economía son “altamente inciertas”.

Powell señaló, igualmente, que la Fed está comprometida a usar todas sus herramientas para apoyar a la economía y para ayudar a que la recuperación de la economía sea lo más robusta posible. El presidente de la Fed destacó que la pandemia también ha dejado una huella significativa en la inflación y, en conjunto, ésta no es una amenaza para la economía. Así, y según recalcó, la inflación continúa lejos del objetivo a largo plazo del 2%.

Ese mensaje se suma al que lanzó el lunes la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde. Aseguró que la institución que dirige está vigilado «de cerca» la evolución de los intereses de los bonos públicos a largo plazo como parte de su política para evaluar si las condiciones de financiación de la economía siguen siendo «favorables».

Durante su intervención en una conferencia sobre la recuperación económica en el Parlamento Europeo, la francesa aseguró que el BCE seguirá apoyando a todos los sectores de la economía» manteniendo unas condiciones «favorables» de financiación durante lo que quede de pandemia, «como ha hecho desde el inicio de la crisis».

Los mismos expertos no consideran que las caídas vayan a ser muy pronunciadas ya que los factores que han venido apoyando su comportamiento siguen vigentes: «las políticas monetarias y fiscales expansivas; el inicio de los programas de vacunación y los más que positivos resultados que se están obteniendo en la lucha contra el virus en los países en los que estos programas están más avanzados; los buenos resultados empresariales y el optimismo mostrado por la mayoría de los gestores de las compañías que han dado a conocer sus cifras trimestrales; y el descenso de los casos de Covid-19 en muchos países que está facilitando el inicio de la retirada de algunas de las restricciones impuestas para luchar contra la pandemia”.

El Dax sube un 0,16%; el Cac 40, un 0,07% y el FTSE Mib, un 0,04%; mientras que el FTSE 100 pierde un 0,40%. El Euro Stoxx 50 avanza un 0,06%.

El euro avanza frente al dólar y se intercambia a 1,215 dólares.

El Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania cayó un 2,7% en el cuarto trimestre en comparación con el mismo periodo del año anterior, una cifra superior a lo esperado por los analistas.

En una estimación anterior, el instituto estadístico había estimado una variación para el PIB del trimestre del -2,9%. El PIB había mostrado una lectura del -3,9% en términos interanuales en el periodo julio-septiembre.

El petróleo Brent de referencia en Europa baja un 0,02%, hasta los 64,47 dólares por barril, al tiempo que el WTI se deja un 0,19%, hasta los 61,55 dólares.

La jornada en América Latina comenzaba siendo perdedora, sin embargo, tras el mensaje de Powell que rebajó las expectativas de repunte inflacionario, la mayoría de los mercados reaccionaron positivamente. El peso mexicano terminó con la racha bajista de las últimas seis sesiones (en las que perdió cerca del 4%) y se apreciaba 0,9%, mientras que el referente bursátil ganaba 0,72%.

No obstante, los inversores siguen atentos a las discusiones que se están llevando en el Congreso sobre el controvertido proyecto de reforma energética, que otorga prioridad a la (estatal) Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el sector, elevando el riesgo de posibles sanciones por incumplimiento de disposiciones del T-MEC. En el mercado de deuda, el rendimiento del bono a 10 año descendió 18 puntos base a un 6.00%, mientras que la tasa a 20 años cedió 23 a un 6.70%.

Tanto el peso argentino como el colombiano cedieron, mientras que el real de Brasil avanzó, aunque con cautela ante los riesgos políticos y fiscales. Las acciones brasileñas subieron el martes 2,1% tras la caída del 5% en la jornada del lunes, impulsadas por las acciones de la petrolera Petrobrás (+10%), que recuperó la fuerte caída del lunes. El directorio de Petrobrás ha decidido cambiar al presidente de la petrolera. Por su parte, el presidente Bolsonaro insiste en privatizar Eletrobrás mediante un proceso de capitalización, y presentó dicha propuesta en el Parlamento.

No obstante, los participantes del mercado mantienen una gran desconfianza en torno a la real intención del Gobierno de liberar la economía y reducir el peso del Estado en las actividades productivas, así como por la violación de la regla de gasto fiscal, que presiona el mercado de bonos.

Publica un comentario