El Ibex 35 quiere cerrar la semana por encima de los 7.000 puntos.

Tras teñirse de rojo los primeros instantes de la sesión del viernes, el IBEX 35 sube un 0,14%, hasta los 7.002,1 puntos. Así, el selectivo de la bolsa española se aproxima a cerrar su segunda semana consecutiva con subidas, tras cuatro continuadas de descensos.

A falta de lo que suceda hoy, el índice acumula una subida semanal del 3,75%. “En principio, el Ibex 35 está mejorando en el corto plazo”, indica Sergio Ávila, analista de IG.

“La media de largo plazo, que pasa por los 7.070 y después los 7.104, que ya sería el máximo anterior de cierre del día 17 de septiembre. Supondría la superación de la media de largo plazo y del canal bajista en el que se encuentra. De momento, un rebote muy interesante al calor de lo que está haciendo el resto de mercados, pero le faltaría por confirmar la superación de los 7.104. A partir de ahí uno podría ser un poco más optimista en el mercado español”, añade.

IAG lidera las subidas del Ibex 35, al subir un 1,27%; por delante de Banco Sabadell y ArcelorMittal, que repuntan un 0,76% y un 0,75%.

Por el contrario, Amadeus encabeza los descensos del Ibex 35, al perder un 1,11%; seguido por Melia Hotels, que se deja un 0,69%, y de Aena, que cede un 0,41%.

Los analistas de Barclays modifican sus estimaciones sobre algunos de los bancos del Ibex 35, bajando en todos los casos los precios objetivos. Reducen el de Bankinter hasta los 3,8 euros; el de Santander hasta los 2,6; el de BBVA hasta los 3,5 y el de Sabadell hasta los 0,42 euros por acción.

El Ibex 35 sube tras un nuevo cierre en positivo en Wall Street. El Dow Jones subió un 0,43%; el S&P 500, un 0,80% y el Nasdaq, un 0,50%. El parqué neoyorquino subió ligeramente respecto a la apertura en otra jornada marcada por las ayudas gubernamentales contra el impacto de la pandemia, pese a la falta de progreso entre republicanos y demócratas.

El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció el martes que suspendía las negociaciones para aprobar un paquete de estímulo multimillonario hasta después de las elecciones, aunque después suavizó el tono y abogó por piezas de estímulo específicas para aerolíneas, pequeñas empresas y consumidores.

Este miércoles, la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, estuvo negociando con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, esas ayudas concretas para las aerolíneas pero este jueves dijo que no apoyará ninguna medida si no va acompañada de un plan más amplio de estímulo.

Las subidas del Ibex 35 hoy se suman a las que el índice registró en la jornada de ayer, ante las expectativas de que finalmente se alcance un acuerdo en EEUU para la aprobación de un nuevo paquete fiscal de ayudas.

En opinión de los analistas de Link Securities estas “expectativas parecen infundadas, al menos en el corto plazo”, ya que “si bien ayer fue el presidente de EEUU, Trump, el que habló de la aprobación de un gran programa fiscal de ayudas, la líder demócrata en la Casa de Representantes, Pelosi, se mostró mucho más elusiva, rechazando incluso la aprobación de un programa de ayuda individualizado para el sector de las aerolíneas, sector al que la semana pasada había pedido que no implementara los planes de reducción de plantilla anunciados por muchas compañías porque la ayuda estaba en marcha”.

Los demócratas, que se ven claramente vencedores en las elecciones presidenciales y legislativas de noviembre, parecen preferir esperar a después de las mismas para apuntarse el tanto de un programa de ayudas mucho mayor. “Esta lucha partidista, centrada en el rédito electoral, por lo que vemos complicado que haya acuerdo antes de las elecciones. No obstante, es factible que algunos inversores estén optando por mirar más allá del corto plazo y estén descontando el “gran programa” que prometen los demócratas, algo que, por el momento, nos parece demasiado lejano en el tiempo”, añaden los mismos expertos.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de Service Point, que repunta un 21,51%; mientras que el mayor descenso es el de AmRest, que resta un 7,61%.

La prima de riesgo de España se mantiene en los 73,6 puntos básicos, al tiempo que el interés del bono español a 10 años se reduce hasta el 0,191%.

El Ministerio de Sanidad ha notificado este jueves 12.423 casos de Covid-19, de los que 5.585 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas, frente a los 5.075 registrados el miércoles, situándose la cifra global de personas infectadas por coronavirus en las 848.324.

Respecto a los fallecidos por Covid-19, el departamento que dirige Salvador Illa ha registrado este jueves 126 más, y 421 en la última semana. Esto hace que la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleve a las 32.688 personas.

Actualmente hay 10.645 pacientes ingresados por Covid-19 en toda España y 1.585 en una UCI, si bien en las últimas 24 horas se han producido 1.262 ingresos y 1.176 altas. La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa ya en el 8,95 por ciento y en las UCI en el 18,04 por ciento.

El Gobierno se prepara para reunir hoy el Consejo de Ministros de manera extraordinaria y decretar el estado de alarma en Madrid. Los ministros están avisados pero no tienen aún la convocatoria oficial. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid tumbó ayer las medidas impuestas por el ministro de Sanidad en la Comunidad. El Ministerio pidió ayer a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y que estas “no se han concretado”.

El Ibex 35 hoy sube como en resto de Europa, aunque en menor medida que en la jornada de ayer, en línea con el comportamiento que han mantenido esta madrugada las principales plazas asiáticas y siguiendo, de esta forma, a los futuros de los índices estadounidenses, que están en positivo.

La sesión, por otra parte, presenta una agenda macro liviana, en la que únicamente destaca la publicación en el Reino Unido, Francia e Italia de las cifras de producción industrial del mes de agosto, cifras que no esperamos tengan impacto en el comportamiento de los mercados.

En Europa, la semana que viene se acaba el plazo para cerrar las negociaciones sobre el brexit y no hay motivos para pensar a día de hoy que éstas van a acabar de forma positiva. Un brexit duro es lo último que necesitan en estos momentos las economías del Reino Unido y de la Unión Europea (UE).

La economía británica creció un 2,1% en agosto con respecto a julio, un ritmo menor de lo esperado, sumando su cuarto mes consecutivo de crecimiento, mientras el país trata de recuperarse de una caída récord durante el confinamiento por el coronavirus, según mostraron datos oficiales el viernes.

La previsión media de los economistas encuestados por Reuters era de un crecimiento del 4,6% en agosto.

El euro avanza frente al dólar y se intercambia a 1,177 billetes verdes.

El petróleo Brent resta un 0,09%; hasta los 43,30 dólares por barril; al tiempo que WTI estadounidense cede un 0,05%, hasta los 41,19 dólares.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) estima que la demanda mundial de crudo experimentará una contracción del 9% en 2020, hasta alcanzar los 90,7 millones de barriles por día, frente a los 99,7 millones de 2019, según los pronósticos que figuran en su informe anual ‘Perspectiva Mundial de Petróleo’, publicado ayer.

“La industria del petróleo recordará 2020 como uno de los años más turbulentos de su historia”, afirma el cartel con sede en Viena (Austria). La demanda de crudo se recuperará “parcialmente” en 2021, aunque el proceso de recuperación se extenderá hasta 2022 y 2023, especialmente para los sectores de la aviación y el transporte por carretera.

Los mercados de América Latina cierran una jornada en verde en todas las plazas, tras las palabras de la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, que advirtió que la legislación de ayuda al coronavirus tendría que ser de alcance mayor. Las mayores ganancias bursátiles fueron en la bolsa de México +2,63% y la de Brasil +2,51%, pero el Merval argentino tampoco lo hizo nada mal +1,66% e incluso los bonos del país gaucho cerraron con leves mejoras a la espera de la renegociación del crédito concedido en 2018 por el FMI.

Las divisas también tuvieron un comportamiento positivo, con el real apreciándose +0,61% frente al dólar, mientras que el peso mexicano lo hacía en +0,25%.  Por el lado de materias primas, destacar los precios máximos de los últimos dos años y medio en la soja y el trigo ante la falta de lluvias, y mientras tanto las exportaciones de soja de EE.UU. se mantienen robustas, con China y México entre los mayores importadores. La producción de petróleo en el Golfo de México ha sido detenida ante la fortaleza del huracán Delta, apoyando un alza en el precio del WTI

Publica un comentario