El Ibex 35 pierde más del 2% ante una incierta victoria electoral en EEUU.

Siemens-Gamesa es el valor que sufre una fuerte penalización en la apertura que le lleva a descontar más del 7% de su cotización. A pocos pasos Solaria, se deja más del 3% mientras que Mapfre y ACS pierden más del 3% en la apertura.

La banca se convierte en el sector más penalizado del selectivo en los primeros minutos de negociación. Banco Sabadell  cede más del 5%, BBVA pierde ese mismo porcentaje, hasta los 2,4920 euros, Banco Santander se deja más del 4%, hasta los 1,7656 euros mientras que Bankinter y Caixabank sufren caídas de más del 3% en los primeros minutos de negociación.

HSBC ha recortado el precio objetivo de Santander hasta los 1,95 euros, desde los 2 euros. Además recorta Sabadell hasta los 0,29 euros, desde los 0,39 euros.  Reduce el precio objetivo de Caixabank, hasta los 2,09 euros, y Bankia, hasta los 1,43 euros. Sólo BBVA recibe una mejora en su precio objetivo hasta los 2,8 euros.

Un sector que, mientras no recupere, será complicado que lo haga el Ibex 35. Carlos Gil, analista de trading de Estrategias de inversión reconoce que  el selectivo “ perforó el soporte de 6.420 puntos en días atrás y  ahora se está produciendo un rebote que se justifica por las divergencias que tiene el índice frente al RSI y al estocástico, que son ambas alcistas,  y si profundizamos en sectores, el bancario, que es el que hace que el Ibex pueda salir adelante, también tuvieron una divergencia alcista que se está ejecutando en estos momentos”. Santander tendría que romper la zona de 1,802 euros y BBVA la zona de 2,625 euros para hablar de mayores subidas. Pero, “si la situación se complica, volveremos a ver los mínimos de marzo en el Ibex35 en los 5.814 puntos e incluso podría perderlos”.

Sólo dos valores suben en la apertura. Cellnex avanza por encima del 0,8% y lo hace tras publicar sus resultados. La compañía registró una pérdida neta de 84 millones, frente a números rojos de 12 millones de euros un año antes, por el efecto de las mayores amortizaciones y costes financieros asociados a las numerosas adquisiciones de estos últimos dos años. Grifols sube más de medio punto porcentual en los primeros minutos de negociación.

Citigroup sube el precio objetivo de Neinor Homes hasta los 10 euros, desde los 8,8 euros.

El  Ibex 35 cae y lo hace en línea con el resto de plazas europeas. El DAX se deja un 1,9%, hasta los 11.865 puntos, el FTSE 100 cede un 0,9%, el CAC-40 pierde un 1,2% (hasta los 4.748 puntos) mientras que el FTSE MIB cede un 1,95%, sobre los 18.600 puntos.
Las elecciones marcarán el devenir de los mercados en próximas semanas. Es la frase más repetida por los expertos aludiendo a lo que podrían hacer los mercados tras las elecciones. Y parece que, a falta del recuento total, el resultado a priori es el peor que podría salir para los mercados: la presidencia de EEUU parece que seguirá  en el aire.

A estas horas de la mañana, todo apunta a un resultado electoral más ajustado de lo previsto por las encuestas con Trump habiendo vencido en estados clave en los que se esperaba que fuera Biden el ganador. A estas alturas, sin poder decir quién ha ganado la presidencia de EEUU, lo que parece evidente es que el país sigue divido en dos, lo que hará muy complicada la legislatura para el vencedor de las elecciones. Tampoco parece nada claro que los demócratas vayan a recuperar el control del Senado, lo que, en caso de victoria de Biden, complicaría mucho la implementación del programa electoral de su partido.

De este modo, los mercados de renta variable a nivel global se giran a la baja y dejan de lado las subidas que han mantenido en las dos últimas jornadas. Y es que el mercado, más allá del resultado electoral, pone énfasis en que el próximo presiente de EEUU cuente con los apoyos de la Cámara de Representantes y el senado, lo que facilitaría el desarrollo de nuevas medidas de política económica. La volatilidad en los mercados financieros podría aumentar en un escenario en el que, como actualmente, la mayoría de la Cámara de Representantes recaiga sobre un partido y la del Senado en otro.

Poco más de 100 millones de estadounidenses votaron por anticipado, ya sea por correo o en persona, según el Proyecto de Elecciones de la Universidad de Florida.  El total ha roto récords y ha llevado a algunos expertos a predecir las tasas de votación más altas desde 1908 y que el total de sufragantes llegaría a 160 millones de personas frente a 138 millones hace cuatro años. Trump ha cuestionado la integridad de los resultados de las elecciones durante meses, afirmando que el voto por correo es un fraude y no se ha comprometido a una transferencia pacífica del poder en caso de derrota.

De momento, el dólar ha recuperado esta madrugada todo lo cedido ayer, (el euro se intercambia por 1,1637 dólares)  mientras que los futuros del Nasdaq Composite apuntan a una fuerte subida del índice cuando abra Wall Street esta tarde, aunque todo ello puede cambiar a medida que se vaya aclarando el escenario político en EEUU. A estas horas, los futuros del Nasdaq suben más del 2%, hasta los 11.493 puntos, el Dow Jones cede un 0,57%, sobre los 27.220 puntos, con un S&P 500 que cotiza en sus futuros con ligeras caídas que le llevan a los 3.356 puntos.

Por lo demás, agenda del día intensa de referencias con las lecturas finales de los índices adelantados de actividad del sector servicios en Europa y EEUU. Según Link securities, “se esperan lecturas muy distintas en ambas regiones, con los PMIs de la Zona Euro apuntando claramente a la contracción de la actividad en el mes, contracción que puede haber sido muy intensa en algunos países de la zona, mientras que se espera que en EEUU sigan indicando un sólido crecimiento”. Unos datos que  confirmarán  que la segunda ola de la pandemia y las restricciones reimpuestas por muchos gobiernos y autoridades locales a la movilidad de los ciudadanos y a la actividad empresarial “están ya lastrando la economía europea, y provocarán muy probablemente una nueva entrada en recesión de algunos de los países de la región, entre ellos de Francia y de España”.

En el mercado de materias primas  el crudo ligero del NYMEX sube hasta los 37,9 dólares. Mientras que el oro retrocede hasta los 1.898 dólares por onza.

El peso mexicano y la bolsa avanzaron ante un incremento del apetito al riesgo. La apreciación fue del 0,58% frente al dólar, mientras que la bolsa subió 1,29%. En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono a 10 años ascendió a 6,11% (+6 puntos base) y el de 20 años a 7,05% (15 puntos base).

También los activos argentinos se beneficiaron de este apetito y el peso se apreció 1,8%, mientras que el merval subió 1,05%, seguido del repunte del 4,81% del lunes. El real brasileño se apreció 0,91% mientras que la bolsa se anotó un alza del 2,49%. El peso chileno y el colombiano subieron 1,72% y 1,43%, con unas bolsas repuntaban en 1,39% y 1,29% respectivamente.

Publica un comentario