El Ibex 35 pierde los 8.100 puntos al final de la semana.

Tras cerrar ayer con un descenso del 1%, lastrado por el mensaje del BCE y la fortaleza del euro, el Ibex 35 hoy inicia la sesión también con caídas. En concreto, pierde un 0,95%, hasta los 8.044,30 puntos.

A falta de lo que suceda durante las próximas horas, el Ibex 35 pierde un 2,22% esta semana. “Tras una primera semana de enero en la que los mercados de valores europeos se mostraron muy fuertes, en las últimas dos semanas los índices de la región han cedido gran parte de lo ganado durante la misma, especialmente algunos como el selectivo de la bolsa española, el CAC 40 francés y el FTSE Mib italiano”, explican los analistas de Link Securities.

Quizás esta “pérdida de entusiasmo” por parte de los inversores, señalan, “ha sido consecuencia del crecimiento sin aparente control de los casos de Covid-19 en la mayoría de los países de la región y de las medidas, cada vez más restrictivas, que están implementando los distintos Gobiernos para controlar la expansión de la pandemia, medidas que, como parece estar ocurriendo en el Reino Unido, no están siendo muy efectivas”.

También consideran que puede haber pesado en el ánimo de los inversores el hecho de que el proceso de vacunación está dejando mucho que desear en los países de la Europa continental. “Todo ello está provocando una revisión global a la baja de las expectativas de crecimiento económico para el primer trimestre de 2021 y para 2021 en su conjunto, ya que todo apunta a que el impacto de la pandemia y de las medidas restrictivas en la economía va a ser más profundo y duradero de lo en principio esperado y va a retrasar el inicio de la fuerte recuperación económica que esperan los inversores”, añaden.

En el inicio de la sesión del viernes, solo dos valores del Ibex 35 hoy suben. Siemens Gamesa avanza un 0,72% y Cellnex, un 023%.

Los analistas de Jefferies han revisado al alza el precio objetivo de Cellnex, situándolo ahora en los 72 euros por acción, desde los 70 euros de su estimación anterior.

IAG lidera las caídas del Ibex 35 hoy, con un descenso del 2,40%, seguida de Arcelormittal, que se deja un 2,26% y de Repsol, que recorta un 2,22%.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de Prisa, que repunta un 10,87%; mientras que el mayor descenso es el de Vocento, que cede un 5,41%.

HSBC Continental Europe se ha desprendido de su participación del 7,89% en Prisa por un importe aproximado de 52 millones de euros, a razón de 0,93 euros por acción.

En concreto, HSBC Continental Europe ha finalizado, por cuenta de su matriz HSBC Bank, la colocación privada de un paquete de 55,89 millones de títulos, mediante la modalidad de colocación acelerada, dirigida exclusivamente a inversores cualificados.

La prima de riesgo de España se eleva hasta los 64,20 puntos básicos, al tiempo que le interés del bono español a 10 años sube hasta el 0,143%.

Las comunidades autónomas notificaron ayer al Ministerio de Sanidad 44.357 nuevos casos de COVID-19, 18.504 de ellos diagnosticados en las últimas 24 horas. Esto supone el récord en un solo día de la pandemia, superando a los datos del miércoles, cuando se notificaron 41.576 nuevos positivos.

La cifra total de contagios en España se eleva ya a 2.456.675 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 795.

El Ibex 35, como el resto de principales bolsas europeas, amplía las caídas con las que ya cerraron la sesión de ayer. Tal y como se esperaba, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) dejó los principales parámetros de su política monetaria sin cambios en su reunión de ayer.

Así, el tipo de interés de referencia se mantuvo en el 0,0%, el tipo de interés de depósito en el -0,5% y el tipo marginal de crédito en el 0,25%. Por su parte, el importe de su programa de compras de activos de emergencia para la pandemia, el PEPP, se mantuvo en 1,85 billones. No obstante, en su comunicado el BCE incluyó una puntualización sobre la utilización de dicho fondo para la pandemia. Así, y por primera vez el BCE habló de la posibilidad de no utilizar la totalidad del mismo hasta la finalización del programa, prevista para marzo de 2022, si considera que no es necesario.

En ese sentido, dijo que si las condiciones de financiación de la Zona Euro se pueden mantener con un ritmo de compra de activos que no agote el importe total del PEPP, ello supondrá que el programa no necesitará ser utilizado en su totalidad. No obstante, señaló que el programa puede ser recalibrado para mantener las condiciones de financiación favorables para ayudar a superar el impacto negativo de la pandemia en el comportamiento de la inflación.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo, su presidenta, Christine Lagarde, afirmó que la nueva ola de la pandemia está ya afectando a la economía, sobre todo al sector servicios. Según puntualizó, los últimos datos muestran que la economía de la Eurozona está sufriendo un golpe importante con esta nueva ola del virus, por lo que es necesario mantener los estímulos monetarios y unas condiciones financieras favorables.

Así, Lagarde señaló que espera que la economía de la eurozona se haya contraído en el cuarto trimestre de 2020 y que la nueva ola de la pandemia estaría poniendo ya en peligro la evolución de la economía de la región en los tres primeros meses de 2021.

El Ibex 35 y los demás índices europeas caen tras el cierre con nuevos máximos históricos para dos principales índices de Wall Street,el Nasdaq y el S&P 500, mientras que el Dow Jones de Industriales perdió un 0,04%, lastrado por los malos resultados del empleo, en una jornada en la que las tecnológicas han vuelto a ser las protagonistas.

Al cierre de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones de Industriales bajó un 0,04%. Los índices que sí volvieron a marcar récord por segundo día consecutivo fueron el selectivo S&P 500, que ascendió un leve 0,03%, y el índice compuesto Nasdaq, que progresó un 0,55%.

Más allá de la leve caída del Dow Jones, los valores del parqué neoyorquino siguieron revalorizándose  tras el triple récord con el que cerraron el miércoles sus principales índices, impulsados por la toma de posesión del presidente Joe Biden, quien ha prometido un plan de estímulo de 1,9 billones de dólares para apoyar la economía frente a la crisis causada por la pandemia de la covid-19.

Hoy se publicarán las lecturas preliminares del mes de enero de los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas y de los servicios, los conocidos como PMIs, tanto en la eurozona, como en sus dos principales economías: Alemania y Francia, sí como en el Reino Unido y en EEUU.

De ser las lecturas sensiblemente peores de las esperadas por los analistas, los descensos iniciales del Ibex 35 y el resto de bolsas europeas podrían ir a más. Por el contrario, si las lecturas superaran las estimaciones de los analistas, sería un alivio para los inversores y podría provocar un giro al alza de los índices.

El euro cede frente al dólar y se intercambia a 1,215 dólares.

En el mercado de materias primas, los descensos de los precios del petróleo superan el 1,5%. El crudo Brent de referencia en Europa resta un 1,48%, hasta los 55,27 dólares por barril, al tiempo que el West Texas estadounidense cae un 1,62%, hasta los 52,27 dólares.

Jornada errática para los mercados de América Latina. La aversión al riesgo afectó en especial al real brasileño y al peso mexicano, que terminaron la jornada cediendo terreno. El real cayó 1%, mientras que el peso mexicano lo hizo en -0,67%. La otra cara de la moneda fue el peso chileno, donde  el avance en los precios del cobre le permitió brillar entre las divisas de la región siendo la única que cerró en terreno positivo, anotando un alza del 0,53%.

Por el lado de las bolsas, también hubo una toma de beneficios por tercera jornada consecutiva, con el Bovespa de Brasil cayendo 0,93%. Las bolsas de Chile y México cayeron 1,26% y 0,7% respectivamente, mientras que el Merval argentino fue severamente penalizado, cayendo 3,49%.

Publica un comentario