El Ibex 35 mira a los 7.300 puntos y a EEUU.

El Ibex 35 hoy sube en la apertura, después de que Wall Street cerrase ayer en verde, con los principales índices de la bolsa de Nueva York animados por las reaperturas económicas que se están produciendo en Estados Unidos y sin una reacción aparente a los disturbios violentos derivados de las protestas contra la injusticia racial en algunas ciudades.

Al término de las operaciones, el Dow Jones repuntó un 0,36%, el selectivo S&P 500 avanzó un 0,38% y el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más grandes del mercado, progresó un 0,66%.

El parqué neoyorquino comenzó en rojo la jornada debido a las tensiones geopolíticas y comerciales con China, especialmente tras la decisión de Pekín de detener la importación de ciertos productos estadounidenses, un nuevo roce tras la guerra arancelaria que se saldó a principios de año con la primera fase de un acuerdo.

El optimismo sobre una recuperación mundial tras la pandemia de coronavirus se antepone a la mayor tensión en las relaciones entre China y Estados Unidos y los disturbios estadounidenses. En la apertura de la sesión el Ibex 35 sube un 0,67%, hasta los 7.271,70 puntos.

La prima de riesgo de España baja hasta los 97,90 puntos básicos, con el interés del bono español cediendo al 0,557%.

En España hoy se ha conocido que el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en 26.573 desempleados en mayo (+0,69%), su mayor repunte en un mes de mayo de toda la serie histórica, debido a la crisis originada por el coronavirus.

Las subidas del Ibex 35 se ven limitadas por los descensos de los futuros de Wall Street, en rojo tras haber anunciado el presidente de EEUU, Donald Trump, que desplegará tropas militares en las ciudades para contener las violentas protestas que se están extendiendo por el país tras la muerte de un ciudadano negro mientras estaba bajo custodia policial.

En concreto, el mandatario señaló ayer que se está desplegando a miles de soldados fuertemente armados y agentes de seguridad para detener la violencia en la capital de Estados Unidos, y prometió hacer lo mismo en otras ciudades si los alcaldes y los gobernadores no logran recuperar el control de las calles.

“Si una ciudad o estado se niega a tomar las medidas necesarias para defender la vida y la propiedad de sus residentes, entonces desplegaré al Ejército y resolveré rápidamente el problema por ellos”, afirmó.

En opinión de los analistas de Link Securities, “el mayor riesgo es que las protestas puedan provocar nuevos rebrotes de la epidemia de coronavirus, sobre todo entre la población más desfavorecida, que ha sido la más afectada por la misma “,

Además, añaden que “los ataques y saqueos que están sufriendo muchas tiendas y restaurantes, que acababan de abrir tras la desescalada de las medidas de confinamiento, pueden “ser la puntilla” para muchas de ellas, sobre todo porque, en un ambiente de violencia, la demanda de muchos productos y servicios puede terminar viéndose afectada. De momento las bolsas estadounidense han obviado la situación pero, si ésta se complica, no dudamos que terminarán por verse afectadas y, como casi siempre ocurre, si Wall Street cae es muy complicado que las bolsas europeas resistan”.

Fráncfort sube un 2,37%; París, un 0,79%; Londres, un 0,32% y Milán, un 0,38%. El Euro Stoxx 50 repunta un 2,13%.

El euro cede frente al dólar y se intercambia a 1,111 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo suben ante las expectativas de que la OPEP y Rusia puedan cerrar un compromiso para extender los recortes actuales de la producción de petróleo durante uno o dos meses.

La OPEP+, que integran la OPEP y sus aliados, decidió en abril reducir la producción en un récord de 9,7 millones de barriles por día, o alrededor del 10% de la producción mundial, para elevar los precios golpeados por una caída de la demanda vinculada a las medidas de bloqueo destinadas a detener la propagación del coronavirus.

El petróleo Brent de referencia en Europa se revaloriza un 1,15%, hasta los 38,76 dólares por barril, mientras que el West Texas sube un 0,82%, hasta los 35,73 dólares.

Publica un comentario