El Ibex 35 intenta salvar la semana: sube en los 8.000 puntos

El IBEX 35 hoy sube en la apertura de la sesión del viernes. El selectivo español cerró la jornada de ayer en negativo, la tercera de forma consecutiva, cediendo prácticamente todo lo ganado el lunes; en línea con el comportamiento del resto de principales indicadores.

“Detrás de este negativo comportamiento, que está afectando en mayor medida a los valores catalogados como de “crecimiento”, estaría el fuerte repunte que han experimentado recientemente las rentabilidades de los bonos, especialmente de los de más largo plazo, repunte inducido, por el incremento de las expectativas de inflación en el corto plazo”, explican los analistas de Link Securities.

Si este repunte de la rentabilidad de los bonos, que conlleva la caída del precio de este tipo de activos, hubiera sido por la razón correcta: por la mejora de las expectativas de crecimiento económico en la región, la “película” sería muy diferente. No tenemos claro que realmente la inflación en la Zona Euro se vaya a disparar al alza de forma estructural, aunque sí esperamos que por el efecto base suba en los próximos meses. No obstante, los inversores sí parecen temer que la inflación “llegue para quedarse”, lo que ha provocado la venta masiva de bonos, que ayer afectó en mayor medida a los de los países periféricos, y el consiguiente repunte de sus rentabilidades.

El IBEX 35 hoy sube en la apertura un 0,11%, hasta los 8.066,80 puntos, intentando cerrar la semana en verde, a pesar del cierre en rojo de ayer en Wall Street, aunque lejos de sus niveles más bajos del día. La “gran cuestión” que fue debatida por analistas y estrategas durante la jornada fue el nivel que tiene que alcanzar la rentabilidad de los bonos del Tesoro a 10 años, que actualmente ronda el 1,3%, para que haya que empezar a preocuparse “seriamente” por el comportamiento de las bolsas.

Además de por la subida de los bonos, que afectó en especial a los grandes valores tecnológicos, Wall Street se vio lastrado por la publicación de unos datos macroeconómicos peor de lo esperado. El Dow Jones bajó un 0,38%, mientras el selectivo S&P 500 retrocedió un 0,44% y el Nasdaq, un 0,72%.

El parqué neoyorquino dejó atrás los récord de los últimos días, en los que pese a todo parecía llegar un estancamiento de la buena racha que comenzó este mes de febrero, aunque sigue habiendo optimismo por la llegada de medidas de estímulo fiscal y el avance de las vacunas contra la covid-19.

La clave de la jornada fue la subida semanal en la cifra de solicitudes de subsidio por desempleo hasta 861.000, indicativa de las persistentes dificultades en el mercado laboral de EE.UU. durante la pandemia, que fue recibida con decepción por los inversores.

Acciona lidera las subidas del Ibex 35, con un avance del 1,66%, tras informar ayer, tras el cierre de la sesión de sus resultados de 2020 y confirmar la salida a bolsa de su división de energía.

Acciona obtuvo un beneficio neto de 380 millones de euros en 2020, un 8,1% más a pesar de la crisis del coronavirus, y este año acometerá una modificación de su estructura corporativa que supondrá la salida a Bolsa de su división de Energía con el objetivo de dar mayor visibilidad a sus distintas líneas de negocio, reducir costes y reforzar su balance.

El negocio de energía fue precisamente el que menor afectación tuvo por la pandemia, ya que facturó 1.780 millones de euros, un 10,9% menos, mientras que el de infraestructuras ingresó 2.776 millones, un 19% menos. En total, el Covid-19 ocasionó un impacto negativo de 769 millones de euros a lo largo del ejercicio.

Tras presentar ayer resultados, hoy Repsol lidera las caídas del Ibex 35, al perder un 1,15%, seguido de Grifols, que resta un 0,72% y de CIE Automotive, que recorta un 0,52%.

Varias casas de análisis han mejorado sus estimaciones sobre Repsol. Así, los analistas de Berenberg sitúan ahora el precio objetivo de la petrolera en los 9,70 euros, desde los 9 anteriores; los de Jefferies, en 10, desde 9,10, y los de Credit Suisse en 10,8, desde su estimación anterior de 10,3 euros por acción.

Por otro lado, los analistas de JPMorgan han elevado el de Telefónica hasta los 3 euros, desde los 2,9 anteriores.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de Applus, que avanza un 2,63%; mientras que la mayor caída es la de Lingotes Especiales, que resta un 3,51%.
Hoy en la bolsa española hay vencimiento mensual de los contratos de derivados, lo que siempre eleva la volatilidad del mercado de contado, condicionando a su vez su comportamiento.

La prima de riesgo de España se eleva hasta los 67,80 puntos básicos, al tiempo que el interés del bono español a 10 años sube al 0,355%.

El ministerio de Sanidad notificó ayer 14.515 nuevos contagios de coronavirus, unos cuatro mil casos más de los que se habían notificado este pasado miércoles. Además, se han registrado otro 388 fallecidos por la pandemia, según las cifras oficiales que ofrece el Gobierno con los datos proporcionados por las comunidades autónomas.

Los principales índices europeos abren entre planos y ligeramente a la baja, siguiendo de esta forma la estela dejada ayer por Wall Street y esta madrugada por las principales bolsas asiáticas.

Londres pierde un 0,05%; mientras que Fráncfort sube un 0,31%; París, un 0,19% y Milán,. un 0,08%. El Euro Stoxx 50 se revaloriza un 0,22%.

Durante la jornada se publicarán en la Zona Euro, sus dos principales economías: Alemania y Francia, en el Reino Unido y en EEUU las lecturas preliminares de febrero de los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas y de los servicios, los conocidos como PMIs.

Según las actas de la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), celebrada el pasado 21 de enero, una de las mayores preocupaciones de sus miembros es el mantener unas condiciones favorables de financiación en la región del euro. Además, todos los miembros del consejo se mostraron de acuerdo en la necesidad de mantener los estímulos monetarios, aunque no hubo una visión concluyente que evaluara las condiciones de financiación actuales

El dólar perdió terreno el jueves y cortó una serie de dos días consecutivos de alzas, luego de datos decepcionantes del mercado laboral de Estados Unidos que moderaron las expectativas sobre la recuperación de la economía y fomentaron la aversión al riesgo entre los inversores.

Así, el euro avanza frente al dólar y se intercambia a 1,2111 dólares.

En tanto, el bitcoin retrocedió desde su máximo histórico de 52.640 dólares alcanzado durante la noche. La criptomoneda ha ganado casi 79% en lo que va de este año por un aumento del interés de inversores institucionales, pero algunos analistas advierten que estas alzas podrían ser insostenibles.

Los precios del petróleo cayeron más del 1% el jueves a pesar de una fuerte baja de los inventarios de crudo de Estados Unidos, ya que los participantes del mercado tomaron ganancias luego de días de alzas impulsadas por una ola de frío en el mayor estado productor de energía.

Los precios cayeron a pesar de una fuerte baja en los inventarios de petróleo de Estados Unidos. Las existencias de crudo cayeron 7,3 millones de barriles en la semana hasta el 12 de febrero, dijo el jueves la Administración de Información de Energía, en comparación con las expectativas de los analistas de una disminución de 2,4 millones de barriles.

El repunte del petróleo en los últimos meses también se ha visto respaldado por un ajuste de los suministros mundiales debido en gran parte a los recortes de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y productores aliados como Rusia. Fuentes del grupo OPEP+ dijeron a Reuters que es probable que los productores alivien las restricciones a la oferta después de abril dada la recuperación de los precios.

El petróleo Brent de referencia en Europa cae un 1,39%, hasta los 63,04 dólares; al tiempo que el WTI baja un 1,78%, hasta los 59,42 dólares.

El oro se mantuvo cerca de los mínimos de 11 semanas en unas operaciones volátiles el jueves, ya que el optimismo de los inversores por una recuperación económica mundial elevó los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

América Latina se tiñe de rojo, con la mayoría de las bolsas de valores y monedas  presionadas a la baja en la jornada del jueves, de la mano de otros mercados. Los temores de repuntes inflacionarios más rápidos de lo previsto (dado el alza en materias primas) ha tenido un impacto en la curva de tipos y en los activos de riesgo.

El peso mexicano lideraba las caídas, con un retroceso del 0,44%, ubicándose cerca de 20,3 pesos por dólar. Además del impacto de la incertidumbre global, los recortes de suministro de gas en la parte norte de México ha hecho saltar las alarmas de los varios proyectos de inversión paralizados en el mandato de López Obrador. La bolsa mexicana también caía 1,23% en la cesión. Es estado de Texas ha impuesto una prohibición a las exportaciones de gas natural, lo que afectaría al vecino del sur.

El real brasileño también se depreció 0,48% y la bolsa cayó 1,04%, a pesar de haber tenido una apertura en positivo. El peso argentino y colombiano también cedieron (0,12% y 0,34% respectivamente), con unas bolsas también a la baja. Sólo el peso chileno se vio favorecido del nuevo repunte en los precios del cobre que tocan máximos de 2012, con lo que la divisa escaló 0,34%, aunque la bolsa bajó 0,89%.

Publica un comentario