El Ibex 35 estrena 2023 con subidas que le acercan a los 8.300 puntos

La Bolsa española quiere empezar 2023 con optimismo. El Ibex 35 arranca el nuevo año con subidas del 0,8% que le acercan a la cota de los 8.300 puntos, en una sesión en la que otras grandes Bolsas, como la de Tokio, Londres o Nueva York, no operan por la festividad del Año Nuevo. Así, en una jornada que se prevé tranquila, los inversores estarán atentos a los índices PMI finales de diciembre como referencia para guiar sus movimientos.

Dentro del selectivo español, IAG y Acerinox son los valores que más suben, casi el 2% y el 1,5%, respectivamente. Ninguna cotizada registra a esta hora pérdidas. En 2022, un año marcado por la incertidumbre macroeconómica, las subidas de tipos y la crisis energética derivada de la guerra de Ucrania, el Ibex 35 perdió un 5,56%. CaixaBank, Banco Sabadell y Repsol fueron los valores más alcistas del ejercicio pasado, al subir el 52,11%, el 48,85% y el 42,24%, respectivamente.

El sector bancario europeo ha sido de los más repetidos en las presentaciones de perspectivas para los mercados de cara a 2023 tanto de firmas nacionales como internacionales, ya que estas entidades son las más beneficiadas de las subidas de tipos llevadas a cabo por los bancos centrales como respuesta a las altas tasas de inflación.

De cara a los próximos meses, está previsto que continúe la subida de tipos de interés (una situación favorable a la banca) y un casi nulo crecimiento económico (favorable a los sectores defensivos).

En un plano más general, los analistas de Renta 4 señalan ciertas tendencias y riesgos que podrían afectar a los mercados en 2023. Así, creen que el endurecimiento de las políticas monetarias se dejarán notar tanto en la actividad económica como en los resultados empresariales. Además, indican que no se pierda de vistas factores como la guerra en Ucrania, las tensiones entre China y Taiwán, una elevada inflación más persistente de lo previsto o rebrotes de Covid-19 en China que dificulten la reapertura del país.

En China se ha conocido débiles datos de PMI de diciembre, que incumplieron las previsiones y marcaron los niveles más bajos desde febrero 2020, antes del Covid-19. El nanufacturero cedió hasta 47 desde 48 anterior y el de servicios se desplomó hasta 41,6 frente al 46,7 previo. La Bolsa de Seúl retrocedió un 0,48% en la primera sesión del año.

Para la primera semana de 2023, los inversores esperan una batería de datos macroeconómicos, incluyendo los PMI manufactureros, el IPC de las principales economías del mundo, las actas de la última reunión de la Reserva Federal y los datos mensuales de empleo en Estados Unidos.

En el mercado de materias primas, el petróleo Brent, referencia para el Viejo Continente, se sitúa en los 86 dolares, con un ascenso del 3%. Por último, la cotización del euro frente al dólar se coloca en los 1,0675.

Publica un comentario