El Ibex 35 busca los 8.700 puntos en su sexta sesión al alza

Subidas del Ibex 35 hoy rozando los 8.700 puntos. El selectivo español arranca la semana de la misma forma que terminó la anterior con avances que le llevan a situarse en niveles de marzo de 2020.

En la que puede ser su sexta jornada consecutiva al alza, el Ibex 35 sube un 0,64%, hasta los 8.698,90 puntos. De esta forma, el índice nacional busca igualar su mejor racha desde primeros de febrero, mientras que la atención sigue centrada en los bonos, y más concretamente en sus rentabilidades, referencia que, en función de su evolución podría incluso las preferencias sectoriales de los inversores.

El Ibex 35 mantiene el verde de la semana pasada después de que el Dow Jones terminase la anterior en máximos históricos. El Dow Jones acumuló un avance semanal del 4,07%, en cotas máximas por encima de los 32.700 puntos después de tres récords consecutivos; el S&P 500 del 2,64%, rozando los 4.000 puntos con dos máximos seguidos, y el Nasdaq del 3,09%, en 13.300 puntos y lejos de sus niveles más altos.

Wall Street se benefició del abultado tercer rescate fiscal contra los efectos de la pandemia, de 1,9 billones de dólares, que el presidente Joe Biden ratificó el jueves, previa aprobación del Congreso, después de semanas de discusiones.

Además, Biden ofreció su primer discurso a la nación en tono optimista y propuso el festivo estadounidense del 4 de julio, Día de la Independencia, como fecha para celebrar “la independencia del virus”, prometiendo un acceso general de los adultos a la vacuna para mayo.

Así, el Ibex 35 se acerca a los 8.700 puntos también pendiente de los bancos centrales.

Mañana y el miércoles se reúne el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC). Los analistas esperan que los miembros de la institución actualicen sus proyecciones de crecimiento económico, inflación y empleo, y que reiteren que aún falta un largo camino hacia la recuperación total por lo que no tienen intención de aumentar las tasas de interés o endurecer su política monetaria en el corto plazo.

“Entendemos que este discurso ya está más que descontado por unos inversores que lo que esperan es que la Fed, con su presidente Jerome Powell al frente, deje claro qué es lo que piensa hacer si los tipos de interés a largo siguen subiendo, amenazando con ello la recuperación económica al encarecer los costes financieros de empresas, particulares y del propio país” indican los analistas de Link Securities.

La pasada el Consejo de Gobierno del BCE anunció que, para intentar contrarrestar el repunte de las tasas de interés a largo plazo y evitar que se deterioren las condiciones de financiación en la región del euro, iba a incrementar el ritmo de compra de activos en los mercados secundarios.

Hasta ahora los inversores han asumido que el fuerte repunte de las tasas de interés a largo plazo (la del bono 10 años estadounidense comenzó el ejercicio por debajo del 1% y el viernes cerró en el 1,63%, su nivel más elevado desde noviembre de 2019) es una positiva consecuencia de la mejora de las expectativas de crecimiento e inflación, pero es esta última variable la que realmente preocupa en los mercados”, añaden los mismos expertos.

La secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, que precedió a Powell en su cargo, ha intentado este fin de semana “quitar hierro” al repunte de la inflación, reiterando que en ello tiene y tendrá un impacto coyuntural relevante el efecto base, al haber caído con fuerza los precios de muchos productos y servicios durante los meses de primavera del 2020, cuando gran parte de la población mundial estaba confinada en sus domicilios como consecuencia de la repentina expansión por todo el mundo del coronavirus.

Además, el jueves se reúne el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE), cita de la que tampoco se esperan cambios en los principales parámetros de política monetaria de la entidad.

Cellnex lidera las subidas del Ibex 35 hoy con un avance del 2,14%; por delante de IAG y de Banco Sabadell, que repuntan un 1,91% y un 1,30% respectivamente.

Solo un valor del Ibex 35 hoy arranca la jornada con caídas. Es Merlin Properties, que cede un 0,16%.

Los analistas de Berenberg mejoran el precio objetivo de Banco Sabadell hasta los 0,50 euros, desde los 0,30 euros de su estimación anterior. Asimismo, los expertos de HSBC revisan al alza el precio objetivo de Repsol, ahora en los 11,3 euros, desde los 9,7 euros anteriores.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de Amrest, que repunta un 4,38%; mientras que la mayor caída es la de Prisa, que recorta un 2,69%.

La prima de riesgo de España se reduce hasta los 63,10 puntos básicos, al tiempo que el interés del bono español a 10 años se reduce hasta el 0,308%.

La recuperación de la economía española tras la pandemia de COVID-19 será probablemente más lenta de lo esperado este año, dijo el jefe del Banco de España en una entrevista publicada el domingo, y la eventual aceleración del crecimiento dependerá de que la vacuna se administre rápidamente.

El Banco de España ha dicho anteriormente que la economía crecería un 6,8% en 2021 y que alcanzaría sus niveles previos a la pandemia para el próximo año. Sin embargo, Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, dijo al diario El Mundo que el PIB de este año sería probablemente inferior.

El pasado viernes, los últimos datos disponibles, el Ministerio de Sanidad registró 5.348 nuevos contagios, en comparación con los 6.255 infectados notificados el jueves, por lo que el número de personas afectadas por coronavirus en España asciende a 3.183.704 desde el comienzo de la pandemia.

Por su parte, la tasa de incidencia acumulada, es decir, el número de casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, continúa su tendencia a la baja, situándose este viernes en 130,51.

El Ibex 35 hoy opta por las subidas en una apertura mixta en Europa. El Dax sube un 0,21%, y el Cac 40, un 0,50%; mientras que el FTSe 100 retrocede un 0,38% y el FTSE Mib, un 0,32%. El Euro Stoxx 50 repunta un 0,34%.

Mañana se publican en Alemania los índices que elabora el instituto ZEW del mes de marzo, que miden la percepción que sobre el estado actual y futuro de la economía alemana tienen los grandes inversores y los analistas. Esta madrugada se ha publicado en China una batería de cifras macro que muestran un fuerte incremento de la actividad en el país en los meses de enero y febrero en términos interanuales.

El euro cede frente al dólar y se intercambia a 1,192 dólares.

El petróleo Brent de referencia en Europa repunta un 0,91%; hasta los 69,84 dólares por barril, al tiempo que el West Texas avanza un 0,93%, hasta los 66,21 dólares.

El bitcoin cae casi un 4%, manteniéndose por encima de los 58.000 dólares, tras marcar máximos históricos el sábado al alcanzar los 60.000 dólares, animado por el optimismo por este tipo de activos, con lo que supera el correctivo que ha experimentado en las últimas semanas.
El comportamiento del bitcoin en el último año llama la atención por su gran volatilidad, ya que pasó de los 4.000 dólares (3.346 euros) registrados hace justo un año a los 60.000 de este sábado. Por esta razón, la CNMV y el Banco de España emitieron hace aproximadamente un mes un comunicado en el que advertían del riesgo que tienen las criptomonedas para los inversores.

Mientras que las monedas de la región cerraron con pérdidas la última sesión de la semana (de la mano que el resto de las monedas de emergentes) ante la incertidumbre de repuntes inflacionarios en Estados Unidos que volvieron a presionar los tipos de los bonos del Tesoro. Las divisas más afectadas fueron el peso chileno que tras tres días de ganancias terminó depreciándose 1,3%, seguido por el peso mexicano y colombiano que cedieron 0,65% y 0,6% respectivamente. El real brasileño no se libraba de caer 0,4% no obstante registró la mayor ganancia semanal en dos meses debido a la intervención del Banco Central y las expectativas de un incremento de tipos de interés en la reunión de política monetaria en esta semana.

En el mercado de deuda, los bonos argentinos tocaron mínimos de las últimas semanas resultado de la parálisis de las negociaciones con el FMI y temores de un exceso de gasto electoral de las elecciones de mitad de mandato y el efecto de sequía en las cosechas. La rentabilidad del bono mexicano a 10 años también repuntó. En cuanto a las bolsas, excepto el Bovespa que cayó 0,77%, el resto se anotaron alzas. La bolsa mexicana repuntó 0,2%, con las bolsas de Chile y Colombia repuntando 0,25%, aunque por detrás del Merval de Argentina que se anotó un alza del 1,47%.

Publica un comentario