El boom de los criptoactivos pincha y provoca caídas anuales de hasta el 80%

El fin de la era de los tipos de interés a cero decretado por los bancos centrales para atajar la escalada de la inflación está provocando fuertes caídas entre los criptoactivos. El sector ha pasado de una capitalización de mercado de 2,8 billones de dólares en noviembre de 2021 a caer a un mínimo de 1,7 billones en enero, según datos de Coinmarketcap. Una situación que está teniendo impacto entre las empresas ligadas a ellos o con una elevada exposición a los criptoactivos, que registran caídas de hasta el 80% en lo que va de año.

Después de que el bitcoin tocará máximos históricos en noviembre del año pasado (68.000 dólares), el activo se deja un 16,8% desde enero y el ether y solana restan un 22,9% y un 45,2% respectivamente, lastrados por la subida de las rentabilidades de la deuda soberana. El repunte del bono de Estados Unidos a diez años hasta rozar el 3% y el de la deuda alemana a una década hasta el 0,9% resta atractivo a los activos de alto riesgo y elevada volatilidad.

La caída de estos activos es mayor que la registrada en la renta variable, donde el Euro Stoxx 50 y el Dax ceden un 12% y el Cac un 9%. En Wall Street, el S&P 500 recorta en el año un 11,6%, mientras que el Nasdaq es el más castigado y se deja un 19,7% en el balance anual.

Pero frente a los recortes de los criptoactivos, son las empresas del sector, o las más expuestas a él, las que están sufriendo los mayores castigos. El mercado (y la especulación generada a su alrededor) ha situado a las empresas dedicadas a extraer criptoactivos (mineras) en el ojo del huracán. En el caso de Terawulf el desplome llega al 77,9% desde el pasado enero.

Se trata de una de las llamadas granjas de minado de criptoactivos de forma «sostenible» y que tiene entre sus accionistas a la actriz Gwyneth Paltrow. Ante las fuertes críticas que pesan sobre el sector por el elevado consumo energético (más elevado que el de países como Noruega), la firma asegura que el 90% de toda la electricidad que consume es neta en emisiones de carbono.

Le siguen otras mineras de criptoactivos como Riot Blockchain, que retrocede también un 50,8% en el año, mientras que Marathon Digital cae un 49,1% y Core Scientific se deja un 44%, afectadas tanto por el fuerte repunte de los precios energéticos como por la caída del volumen de transacciones.

No se escapa de las fuertes caídas la plataforma de intercambio de criptoactivos Coinbase, que se hunde un 51,4% en lo que va de año. El exchange se vio beneficiado en 2020 y 2021 por el fuerte interés de los inversores retail por los activos digitales (en España el volumen de transacciones alcanzó los 60.000 millones de euros el año pasado, según el Banco de España). Un crecimiento que Coinbase aprovechó para salir a Bolsa el año pasado. Desde entonces su valor se ha reducido en un 53%. Los analistas de JP Morgan apuntan que la desaceleración en los volúmenes de negociación de las criptomonedas están dañando los resultados de la empresa y no vislumbra una recuperación, lo que podría provocar que sus caídas en el año fueran en aumento. Silvergate Capital, otra de las plataformas de intermediación de criptoactivos, resta un 19,7%.

Más allá, también se están viendo afectadas empresas que cuentan grandes volúmenes de criptoactivos en su balance. La tecnológicas Microstrategy, especializada en programas para la gestión empresarial en la nube, cuenta con una cartera de 130.000 bitcóins. Sus títulos caen un 29,2% en 2021. Tesla, otra de las empresas que atesoran más bitcoins en su balance, resta un 16,6% en el año.

EL BCE ALERTA SOBRE EL “SALVAJE OESTE” DE LAS CRIPTOFINANZAS

Subprime. El Banco Central Europeo reiteró hace algunos días sus alertas sobre el avance de los criptoactivos. Fabio Panetta, miembro del comité ejecutivo de la entidad, apuntó que se “está creando un nuevo salvaje Oeste” y comparó su dinámica con el mercado de hipotecas de alto riesgo (subprime) en Estados Unidos que desencadenó la crisis financiera de 2008.

Advertencias. “El crecimiento de los mercados de criptoactivos revela la creciente demanda de la sociedad por activos digitales y pagos instantáneos”, reconoció. Sin embargo, apuntó que “ahora es el momento de garantizar que los criptoactivos solo se utilicen dentro de unos límites claros y regulados y para fines que añadan valor a la sociedad”.

Publica un comentario