Caídas en el Ibex y en el petróleo con los inversores preocupados por China

La semana arranca con signo negativo en la renta variable y en las materias primas con la mirada puesta en China y en las manifestaciones que se están produciendo en contra de las estrictas medidas de política de cero Covid impuestas por el Gobierno. A los inversores les preocupa cómo pueden afectar al crecimiento de la segunda economía del mundo.

Por ello, las Bolsas ceden posiciones este lunes. El Ibex 35 abre con una caída del orden de medio punto porcentual, pero mantiene los 8.300 puntos. Dentro del selectivo español, Repsol es el valor que más cae, el 2,5%, afectado por el descenso que sufre el petróleo. Entre los que caen a los peores puestos también están Fluidra y y Acerimox con descensos de más del 1% cada uno. Entre los que suben, Rovi es el más alcista con un repunte del 2%.

«Claramente, los duros bloqueos de China han estado afectando la confianza de los consumidores y las empresas durante algún tiempo y las rebajas persistentes del PIB de China han sido consistentes durante más de un año con más rebajas por venir», dijo George Boubouras, director ejecutivo de K2 Asset. Gestión en Melbourne.

«A los mercados no les gusta la incertidumbre y los inversores buscarán alguna aclaración sobre los muy duros protocolos de cierre interno de China». Los temores sobre el crecimiento económico de China también están afectando hoy a los mercados de materias primas.

China anunció un quinto día consecutivo de nuevos casos locales récord con 40.052 infecciones el lunes. En Shanghai, los manifestantes y la policía se enfrentaron el domingo por la noche cuando las protestas por las estrictas restricciones de Covid del país estallaron por tercer día. También hubo protestas en Wuhan, Chengdu y partes de la capital.

Por otro lado, La semana llega cargada de referencias macroeconómicas tanto a este como al otro lado del Atlántico. Entre las más importantes destacan el IPC de la zona euro y el PIB de EEUU.

Además, habrá que estar atentos en los próximos días a las estadísticas que se publiquen sobre los primeros días de la campaña de compras navideñas, campaña que comenzó el pasado viernes de forma oficial (Black Friday) y cuya marcha servirá para comprobar si la alta inflación está ya pasando factura en unos consumidores que, al menos hasta el momento, se han mostrado bastante más dispuestos a gastar de lo que en principio se esperaba.

«En esta época del año muchas cotizadas se juegan gran parte de sus resultados anuales. Una campaña de navidad pobre o peor de lo esperado conllevaría la revisión a la baja de las expectativas de resultados para muchas compañías, lo que a su vez penalizaría sus valoraciones teóricas y el comportamiento de sus acciones en Bolsa», explica Juan José Fernández Figares, director de Link Securities.

Publica un comentario