Así afectará la bajada de tipos a los bancos españoles

Las miradas del mundo financiero están hoy puestas en Fráncfort. El Banco Central Europeo (BCE) aplicará el primer recorte de tipos de interés en ocho años, lo que tendrá un impacto significativo en los ingresos de las entidades financieras españolas y europeas por la concesión de créditos.

Los bancos españoles son especialmente sensibles a la política monetaria debido a su enfoque en hipotecas, créditos y depósitos, productos directamente ligados al precio del dinero. Cada aumento de tipos se traduce en mayores ingresos por los intereses cobrados, mientras que cada disminución reduce esos ingresos. Según un informe de CaixaBank, que analiza el impacto de un recorte de 100 puntos básicos en el negocio bancario, Santander España será la entidad más afectada, con una reducción del margen de intereses del 8% (unos 484 millones de euros menos en comparación con 2023) y una disminución del beneficio neto del 14%.

Unicaja también se verá significativamente impactada. Aunque su margen de intereses se reduciría solo un 3% (41 millones menos que en 2023), su beneficio neto caería un 12%. La entidad malagueña no ha aprovechado las diez subidas consecutivas de tipos de interés en los últimos dos años debido a conflictos internos tras su fusión con Liberbank, lo que resultó en una caída del 4% en sus beneficios en 2023.

BBVA España y CaixaBank tienen una sensibilidad similar a la reducción del precio del dinero. Un recorte de 100 puntos básicos disminuiría el margen de intereses en un 5% y el beneficio neto en un 7%. Esto implicaría una reducción de 281 millones de euros en ingresos para BBVA y de 506 millones para CaixaBank en el mercado doméstico.

Bankinter vería una disminución del 4% en ingresos (89 millones de euros) y del 8% en el beneficio neto. Sabadell es el banco menos sensible a la política monetaria, con una reducción de 128 millones de euros en ingresos en España (-3%) y una caída del beneficio neto del 8%.

Estas cifras son estimaciones teóricas que pueden variar a medida que evolucionan las carteras trimestralmente. Además, hay un desfase temporal entre los cambios en los tipos de interés y su reflejo en los resultados financieros. El recorte de tipos previsto para este año no alcanzará los 100 puntos básicos; se espera una reducción de 25 puntos básicos en junio, lo que mantendría los tipos en niveles relativamente altos y evitaría una caída drástica en ingresos y beneficios. “La expectativa de tasas más altas durante más tiempo, además de una traslación a los depósitos más lenta, ha impulsado el desempeño de los bancos italianos, españoles e irlandeses en los últimos tres meses, y se espera que la mayoría de estos bancos mejoren su orientación de ingresos”, según los analistas de Citi.

No obstante, las entidades financieras sentirán el impacto de la reducción gradual de las tasas. Las hipotecas a tipo variable y los nuevos créditos se ajustarán a tipos de interés más bajos, disminuyendo los ingresos por préstamos. Según el banco de inversión estadounidense, cada recorte de 25 puntos básicos podría reducir en promedio un 0,4% las ganancias por acción de los bancos de la eurozona, siendo los bancos irlandeses, italianos, españoles y alemanes los más sensibles, mientras que los bancos del Benelux y Francia lo son menos.

13e024f8b10199f58e47f596e2b28d99?s=300&d=mm&r=g - Así afectará la bajada de tipos a los bancos españoles
Capafons & Cia. S.L.