Apertura en rojo para el Ibex 35 después de que el selectivo de la bolsa española cerrase la jornada de ayer con un descenso del 1,15%, ante la preocupación sobre el aumento de casos de Covid-19 en muchas regiones, dejando a un lado las positivas noticias relacionadas con el brexit, que finalmente podría producirse de forma ordenada y el optimismo sobre la aprobación en EEUU de un nuevo paquete de estímulos contra la pandemia.

El número de casos de coronavirus confirmados en España se situó ayer, últimos datos oficiales, en 758.172, con 9.906 nuevos contagios respecto a la cifra total anunciada el lunes.

Según los últimos datos oficiales del Ministerio de Sanidad, el número de casos con fecha de diagnóstico de las últimas 24 horas fue de 2.586, frente a los 2.425 anunciados el lunes.

De momento, el Gobierno central y Madrid han acordado que se fijen criterios comunes de actuación para todas las ciudades de más de 100.000 habitantes de España. Entre ellas figuran, por ejemplo, 36 de las 52 capitales de provincia.

El preacuerdo se ratificará hoy en el Comité Interterritorial de Salud que reúne a todos los consejeros autonómicos. Pero antes habrá otras dos reuniones técnicas –el comité técnico del Sistema Nacional de Salud y la Comisión de Salud Pública– donde se verán los criterios concretos.

El Gobierno defenderá que se acuerden restricciones sobre los movimientos, los contactos sociales y sobre aforos y horarios en hostelería en aquellos municipios de más de 100.000 habitantes con una incidencia acumulada de 500 casos por cada 100.000 habitantes, además de un índice de PCR positivo del 10% en la comunidad a la que pertenezcan y una ocupación de de las UCI de hasta el 35%.

De esta forma, el Ibex 35 hoy amplía las caídas que ya registró en la sesión de ayer y abre la jornada del miércoles con un descenso del 0,80%, hasta los 6.659,90 puntos.

“Ayer fue el temor a que la “segunda ola” de la pandemia haga “descarrilar” la recuperación económica lo que provocó la “huida” de posiciones de riesgo de muchos inversores. Ello también se dejó notar en Wall Street, mercado en el que los principales índices se mantuvieron en negativo durante casi toda la jornada, cerrando con ligeros descensos y con casi la totalidad de los sectores integrados en el S&P 500 en negativo (10 de 11; sólo cerró al alza el de servicios de comunicación)”, subrayan los expertos de Link Securities.

El Ibex 35 hoy cae tras la celebración por la noche del primer debate electoral entre el candidato a la presidencia de EEUU por el partido demócrata, Biden, y el presidente Trump, que se presenta a la reelección por el partido republicano.

“El debate fue bronco, con continuas interrupciones, más centrado en lo personal que en los verdaderos problemas del país, llegando incluso ambos candidatos a los insultos personales. Pobre imagen que no gustó a los inversores”, indican también desde Link Securities.

Wall Street cerró en rojo este martes, con el Dow Jones de Industriales bajando un 0,48% después de tres días al alza, arrastrado por el temor al aumento de casos de COVID-19 en todo el mundo y por la incertidumbre previa al primer debate presidencial en EEUU. El selectivo S&P 500 descendió también un 0,48% y el índice Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas se deslizó un 0,29%.

Mientras tanto, Wall Street sigue esperando que los legisladores aprueben un paquete de estímulo fiscal. El Washington Post informa de que la presidenta de la Casa de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, y el alto funcionario de la Casa Blanca, Mark Meadows, dijeron ayer martes que tenían esperanzas de poder alcanzar un acuerdo sobre el nuevo paquete de estímulo fiscal para combatir el coronavirus de origen chino.

Pelosi señaló que el acuerdo podría llegar esta semana. Se espera que tanto ella como el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, hablen hoy miércoles y que Mnuchin ofrezca una respuesta detallada a la propuesta del partido Demócrata de la Casa de Representantes por un importe de 2,2 billones de dólares emitida el pasado lunes.

En la apertura de la sesión de hoy, todos los valores del Ibex 35 registran pérdidas. Bankia lidera las caídas al ceder un 2,92%; por delante de Melia y de Banco Santander, que ceden un 2,29% y un 2,27%, respectivamente.

El resto de bancos del Ibex 35 también se anotan importantes caídas. Sabadell pierde un 2%; CaixaBank, un 1,98%; BBVA, un 1,93% y Bankinter, un 1,52%.

Hoy los analistas de JP Morgan han mejorado el precio objetivo de Cellnex hasta los 66 euros, desde su estimación anterior de 62 euros por acción. Por el contrario, los expertos de Morgan Stanley restan dos euros al precio objetivo de Grifols, situándolo ahora en los 30 euros por título.

El Ibex 35 hoy cae en la apertura a pesar de que las noticias económicas que llegan desde China, donde hoy se han publicado los índices adelantados de actividad del mes de septiembre (PMIs), índices que han confirmado que la expansión económica sigue su curso a buen ritmo en el país asiático, impulsada tanto por la demanda interna como por la exterior.

En concreto, el índice oficial de gestores de compra del sector de las manufacturas de China, el PMI manufacturas, se elevó en septiembre  hasta  los  51,5  puntos,  frente  a  la  lectura  esperada  de  51,3  puntos  del  consenso  y  tras  la  lectura  de  51,0 puntos  del  mes  anterior.

El índice no manufacturero, el PMI no manufacturas, también mostró una sorpresa positiva, con una lectura de 55,9 puntos en septiembre, frente a la lectura de 54,7 puntos que esperaba el consenso y tras la lectura de 55,2 puntos de agosto. Ello elevó el índice compuesto, el PMI compuesto hasta los 55,1 puntos, desde los 54,5 puntos del mes precedente.

Por su parte, el PMI manufacturas elaborado por la consultora Caixin, no mostró cambios sustanciales, al alcanzar los 53,0 puntos en septiembre desde los 53,1 puntos de agosto, que era la lectura esperada por el consenso.

El Ibex 35 se suma a las caídas que también se anotan hoy las principales bolsas europeas. Fráncfort baja un 0,61%; Londres, un 0,44%; París, un 0,68% y Milán, un 0,62%. El Euro Stoxx 50 resta un 0,52%.

De esta forma, pasan desapercibidas noticias positivas en cuanto a una vacuna contra el coronavirus. En primer lugar, los resultados de un ensayo preliminar del candidato a vacuna de Moderna, publicados en el Diario de Medicina de New England, mostraron que produjo unos anticuerpos neutralizantes en adultos ancianos en niveles similares a los mostrados en adultos jóvenes. Los efectos secundarios fueron muy parejos a las dosis elevadas de vacunas contra la gripe. El estudio fue una extensión de los ensayos de fase uno de Moderna que se llevaron a cabo en una población de entre 18-55 años de edad.

De forma separada, los resultados preliminares del estudio de Regeneron mostraron que su coctel de anticuerpos parece reducir los niveles del virus en los pacientes de Covid-19 después de 7 días de tratamiento en comparación con los que han recibido un placebo. Los directivos de Regeneron quieren discutir con los reguladores si los nuevos datos son suficientes como para progresar en una solicitud de autorización de uso de emergencia.

El euro cede frente al dólar y se intercambia a 1,173 dolares.

Los precios del petróleo se tiñen de rojo. El crudo Brent de referencia en Europa pierde un 0,79%, hasta los 41,23 dólares por barril, mientras que el West Texas estadounidense recorta un 0,69%, hasta los 39,02 dólares.

Imperó la cautela en los mercados a la espera del primer debate cara a cara para las elecciones presidenciales en los Estados Unidos. Los mercados bursátiles de América Latina tuvieron cierres mixtos, con la bolsa argentina (+0,28%) y peruana (1,75%) cerrando en terreno positivo, mientras que la brasileña (-1,15%), la mexicana (-0,26%) y la colombiana (-0,93%) perdiendo terreno, al igual que Wall Street.

Las divisas también retrocedieron. El peso mexicano se depreció 0,21% frente al dólar, mientras que el real brasileño lo hizo en -0,14%.  En Argentina el tipo de cambio oficial cayó marginalmente 0,08% a la espera de posibles medidas por parte del  Gobierno para renovar la credibilidad financiera tras la turbulencia generada por la imposición de controles de cambio que ha mermado las reservas internacionales del Banco Central, así como un posible programa de financiación por parte del FMI por 44.000 millones de dólares tras el canje de deuda por unos 100.000 millones de dólares, y el  roll-over de la serie de voluminosos vencimientos de deuda en los próximos años. Como dirían los anglosajones “wait and see”.

 

Publica un comentario